Fuerza y Fe!

 

Cualquier venezolano que medio-vea el video que acompaña este artículo, necesitará de mucha FUERZA y de mucha FE, para seguir creyendo en los “fenómenos” que le ha tocado a Venezuela para ser liberada de uno de los regímenes más infrahumanos, perversos, amorales, genocidas y coñoe’madre que ha conocido la humanidad: ¡el narcocastro-estalinismo internacional!  Véanlo con el debido detenimiento.  Mírenle la cara de rolitranco… escúchenle la voz y no se pierdan la posición de sus manos.  De no haber sido por el tercio que le colocaron al lado, que lo interrumpió con un “¡que viva Venezuela!”, todavía estuviera hablando.

Pero más allá del “fenómeno”, hay varias cosas que agregar.

No. 1 – Siendo diputado de la fulana Asamblea Nacional Bolivariana de Venezuela, tuvo que haber participado en “el debate” que le dio vida al llamado “ESTATUTO QUE RIGE LA TRANSICIÓN A LA DEMOCRACIA PARA RESTABLECER LA VIGENCIA DE LA CONSTITUCIÓN DE LA REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA“.  En ese “estatuto-ley” (con rango de ley), promulgado el 5 de febrero de este año, firmado por el propio Juan Guaidó y según el Art. 25 del mismo, se explica CLARAMENTE, que Trucupey no es el presidente encargado de Venezuela, puesto que para que lo fuese, primero tendría que cesar la usurpación.

 

 

No. 2 – Ya el orden del “mantra” fue modificado por el propio Trucupey.  Ahora el orden es: “elecciones libres, cese de la usurpación, gobierno de transición”.

 

 

Más allá de todas estas pequeñeces, nos tenemos que preguntar quiénes pudieron ser tan ANORMALOS y tan ANORMALAS como para votar por este zocotroco de marca mayor y ponerlo de paticas en la asamblea: ¿quiénes?

Me cuentan mis fuentes, que este diputado… a quien le dieron el remoquete de “El Diputado Bobo”, participó en un concurso de pendejos y quedó de segundo: ¡por pendejo!

¿Y esos son los libertadores de la Venezuela de hoy?  Miren… uno trata de hacer un torombolo para presentarlo en una feria de pueblo y cobrar unos churupos y no le sale tan torombolo como “El Diputado Bobo”.

Ah… pero “el presidente” Guaidó no se queda muy atrás.  Ese, a lo mejor, llegó de tercer lugar en el concurso de pendejos.  No quiero ni imaginarme los comentarios de los asesores de “LocoTrump” cuando, en la Casa Blanca, evalúan los “logros” de Juancito Trucupey:

 

 

Al “Diputado Bobo” lo debió haber colocado el régimen en la asamblea, precisamente, por su acefalía.   Tal vez por el mismo motivo, Estados Unidos reconoció a Trucupey como “presidente encargado”… ¡quién sabe!  Lo cierto es que se les pasó la mano.  Juancito está reivindicando la capacidad intelectual del propio Manuel Rosales, quien llegó a pensar que si lo mataban: ¡terminaría muerto!

Y a todos esos “intelectuales” (de Logroño), que apoyan a Juancito Trucupey les pregunto: ¿Uds. de verdad creen que van a ir pal’baile con estos “fenómenos”?

Miami 8 de abril de 2019

Robert Alonso

 

Robert Alonso Presenta

Web page Views: 388,346