La Sociedad Abierta de George Soros

 

10 Mar, 2019 – La utopía de una “sociedad abierta” fue – inicialmente – idea de un filósofo francés llamado Henri Bergson, nacido en 1859 y fallecido en 1941, quien fuera para esa “teoría” lo que Karl Marx fue para el “socialismo científico” o “comunismo”, propiamente dicho.

Detrás de Bergson, como sucedió con el “marxismo”, llegaron varios “intérpretes”; el principal de ellos fue Karl Propper, un filósofo austríaco nacido en 1902 y fallecido en 1994, quien más tarde se convertiría en ciudadano británico, de descendencia judía, convertido al luteranismo, a pesar de ser agnóstico.

Como todo filósofo, tanto Bergson como Propper, son difíciles de entender.  Tal pareciera que estos individuos ingieren una especie – muy particular – de hongos alucinógenos antes de sentarse a plasmar en escritos sus propuestas filosóficas.

Luego llegó George Soros, el “Padre de la Sociedad Abierta Moderna”.

George Soros puede ser más peligroso que una bomba nuclear.  Actúa desde la sombra con determinación, usando su dinero y poder para manipular la economía y la política.  Un misil nuclear puede destruir una ciudad, pero George Soros puede destruir nuestro estilo de vida”.  Con esta aseveración, el autor de The new Reagan Revoluton, Jim Denney, podría estar describiendo al próximo villano de James Bond, pero sus palabras van dedicadas al magnate y especulador húngaro: George Soros.

La revista Forbes lo sitúa como la 60ª persona más rica del mundo, con una fortuna de 8.300 millones de dólares. Hoy su nombre ha sido trending topic debido al explosivo que han encontrado en su casa de Nueva York, que no ha causado heridos.

Si hay un día en la historia que marcó a Soros como el paradigma de la especulación financiera, ese fue el 16 de septiembre de 1992, conocido como el miércoles negro.  Dos años antes, el Reino Unido había entrado en el ERM – Exchange Rate Mechanism (Mecanismo de Tipo de Cambio) –un organismo a través del cual los países europeos establecían un tipo fijo de cambio de divisas, en el que el marco alemán era la moneda de referencia y el que el Reino Unido entró poniendo un valor demasiado alto a la libra.  Soros, que era ya rico pero no tan extraordinariamente rico como ahora, detectó el error y desde su fondo de riesgo – Quantum Fund (Grupo de Fondos Quantum) – comenzó a reunir dinero para lanzar una apuesta contra Inglaterra: ¡una apuesta de 10 mil millones de dólares!

A finales de agosto el Bundesbank (Banco Federal Alemán) empezó a insinuar un reordenamiento del ERM que podría suponer una devaluación de la libra.  Soros se lanzó a la yugular. Cuando los mercados abrieron ese día, miles de millones de libras esterlinas comenzaban a venderse y ni su compra por parte del Banco de Inglaterra evitó el hundimiento y tuvo que retirar la libra del ERM. Aquello costó al Reino Unido unos 3300 millones de libras. En menos de 24 horas Quantum Fund ganó 7000 millones y  Soros se embolsó personalmente más de 1000. Sabiendo lo que ocurrió ese día se puede entender todo lo que se ha dicho de él y todas las villanías que se le atribuyen: ¡con o sin razón!

SOBREVIVIENTE DEL HOLOCAUSTO

George Soros nació en Budapest (Hungría) el 12 de agosto de 1930, bajo el nombre de György Schwartz. Su padre fue un abogado, escritor y editor de origen judío que había estado relacionado con las sociedades que trataron de impulsar el esperanto como lengua internacional y normalmente se cita al magnate como una de las personas que lo habla con fluidez nativa.

Con el ascenso del fascismo, György Schwartz cambió su nombre por George Soros y durante la ocupación nazi, a pesar de su corta edad, estuvo al frente de una operación para ocultar su identidad y la de otras familias judías, lo que le permitió sobrevivir a la II Guerra Mundial. En 1946 la familia aprovecharía un congreso de esperanto celebrado en Suiza, para escapar de la ocupación soviética. De allí se trasladó a Londres y se graduó en filosofía, siendoalumno de Karl Popper.

LA SOCIEDAD ABIERTA Y LA TEORÍA DE LA CONSPIRACIÓN

En 1993, apenas unos meses después de haberse achicharrado de dinero rompiendo la espalda del Banco de Inglaterra, Soros fundó la red Open Society Fundations, cuyo nombre es una referencia a la Sociedad Abierta de Karl Popper. Se trata de la segunda organización filantrópica más importante del mundo, detras la Fundación Bill y Melinda Gates, llegando a invertir casi mil millones de dólares anualmente.

Entre las cosas a las que ha destinado dinero Soros, se encuentran los derechos LGTB, de las minorías raciales y religiosas, de las trabajadoras sexuales; la legalización de drogas como la marihuana o del aborto… o el desarrollo del antiguo bloque soviético.

En 2004 hizo grandes donaciones a la candidatura demócrata de John Kerry para que derrotase a George W. Bush – a pesar de haber apoyado a Bush en 2000 – a quien había criticado sus políticas antiterroristas por considerarlas paranoicas.  Apoyó a Barack Hussein Obama y desde entonces se considera, desde ciertos sectores conservadores, que Soros apuntaba y el expresidente (Obama) disparaba. Se ha acusado a Soros de estar detrás de todos los movimientos subversivos de los últimos años, desde Occupy Wall Street hasta Black Lives Matter.

 

 

UN ENEMIGO DE TAMAÑO CASI MITOLÓGICO

Si uno entra en foros de índole conspiranóica – o en ciertos círculos de la Internet más superficial, como pudiera ser 4Chan, Forocoches, Burbuja.info y círculos de Twitter o Reddit –, se pueden leer relatos de Soros que lo dibujan como un “Señor Oscuro” de novela, dispuesto a moldear el mundo a su gusto.  Es el llamado NWO – New World Order  o “Nuevo Orden Mundial” –, una conspiración según la cual estaría detrás de todo lo que puede no gustarle a uno: desde la ola de corrección política, del feminismo, de la obsesión por la diversidad racial y todo el movimiento Social Justice Warrior, movimientos animalistas, antirreligiosos a movimientos globalistas.

En España se le ha acusado de estar detrás de Podemos y de financiar al Diario.es, y también de haber sido la mano que ha apoyado al independentismo catalán. Esas mismas teorías aseguran que a sus 80 años, Soros ya solo es un títere de su hijo Jonathan, por lo que está claro que todo esto no morirá con el magnate.

UNA LEYENDA DEMASIADO GRANDE PARA UN SOLO HOMBRE

No cabe duda de que Soros es un personaje que tiene mucho de turbio, sin embargo, muchos aseguran que de ahí a convertirse en una fuerza de la naturaleza capaz de modificar – él solo y a golpe de talonario – toda una sociedad, podría ser algo exagerado.  Soros puede ser un tiburón, un tiburón muy grande, pero incluso siendo un megalodón, muchos aseguran que no puede comerse al mundo él solo y siempre encontrará fuerzas contrarias con capacidades no muy distintas a él.

Por ahora se desconoce quién está detrás del artefacto explosivo que fue detectado en la casa neoyorkina de Soros, pero si se confirma que está relacionado con todas estas ideas, se demostraría el peligro de las teorías conspiranóicas.  Bastaría un pirado con conocimientos de explosivos y un poco de suerte para hacer mucho daño: ¡incluso al hombre que le ganó al Banco de Inglaterra!

Pero la “mano peluda” de Soros está metida en todas partes.  Pensábamos, por ejemplo, que Iván Duque sería un presidente “de derecha”… o de “centro-derecha”, sin embargo, se ha demostrado que tiene fuertes lazos con Soros e, incluso, que ha promovido la obra de Soros sobre la “Sociedad Abierta”, algo que es tremendamente preocupante para la región.  Tal vez eso explique el por qué, a la hora de la verdad,  Iván Duque se echó para atrás en cuanto a apoyar una intervención militar extranjera en Venezuela.

 

 

Soros “no puede pa’pierde con nadie”.  Le apostó a los dos posibles ganadores de las pasadas elecciones en Colombia: Petro y Duque.  Perdió – ¡por ahora! – Petro y ganó Duque… y con Duque: ¡ganó Soros!  Si hubiera ganado Petro: ¡hubiera ganado Soros!

Pero a Soros no solamente se le ubica e Colombia.  Ya ha escandalizado mucho en México, bajo la sombrilla de López Obrador… y: ¡muéranse!  Hace tiempo que se adueñó de la Smartmatic, que está haciendo estragos en los procesos electorales de muchos países del mundo.

Mientras mis lectores digieren esta publicación, les sugiero que se detengan a evaluar la letra de uno de los grandes éxitos musicales en la historia de la humanidad: “Imagine” (“Imagínate”) de John Lennon, el himno – idealizado – de la Sociedad Abierta:

“Imagínate que no hay paraíso / es fácil si lo intentas / ningún infierno debajo de nosotros / arriba de nosotros, solo el cielo / imagina a toda la gente / viviendo a día / imagínate que no hay países / no es difícil hacerlo / nada por lo cual matar o morir / ni tampoco religiones / imagina a toda la gente / viviendo la vida en paz / puedes decir que soy un soñador / pero no soy el único / espero que un día te unas a nosotros / ¡Y EL MUNDO SERÁ UNO SOLO! / imagínate que no existan las posesiones / me pregunto si te lo podrías imaginar / ninguna necesidad de codicia o hambre / una hermandad del ser humano / imagínate a toda la gente / ¡COMPARTIENDO TODO EL MUNDO! / puedes decir que soy un soñador / pero no soy el único / espero que un día te unas a nosotros / ¡Y EL MUNDO SERÁ UNO SOLO!”

Pero, en realidad, el escenario no es tan maravilloso.  La Sociedad Abierta visualiza un mundo sin países, sin fronteras: ¡pero con un gobierno ÚNICO mundial! Ese mundo sería gobernado por lo que se conoce como “El Nuevo Orden Mundial” y hacia allá apunta George Soros y su descendencia, junto a aquellos que lo apoyan, como Iván Duque, Barack Obama, Pablo Iglesias, entre muchos… muchísimos otros.  Es un mundo que tiene sus postulados en lo que se conoce como “La Agenda 21

LA AGENDA 21

Si buscan en Google información en el idioma español sobre la Agenda 21, no encontrarán mucho.  Si buscan el mismo tópico en idioma inglés: ¡podrían enloquecer!

Video 1 / Video 2 / Video 3 / Video 4 / Video 5 / Video 6 / Video 7 / Video 8 / Video 9 / Video 10

La fulana “Agenda 21” surgió bajo el liderazgo mundial del entonces-presidente estadounidense, George Bush Padre (quien fuera el primero en mencionar aquello del “Nuevo Orden Mundial”), en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo (CNUMAD), que se reunió en Río de Janeiro del 3 al 14 de junio de 1992.  El tema era el favorito de la “izquierda mundial”: ¡la ecología y el desarrollo sustentable!

Ese desarrollo significa, para la Agenda 21, un sacrificio inimaginable… entre ellos: ¡la “depoblación de la humanidad”!  La tal “depoblación” consiste en estudiar la manera de eliminar las dos terceras partes de la población mundial, para poder lograr un “desarrollo sustentable” ecológico que evite la total destrucción del planeta Tierra.  Es decir: ¡la eliminación de 4,6 BILLONES de seres humanos!

La película “The Hunger Games” está, justamente, basada en parte de la Agenda 21.  Si no la han visto, sería bueno que la vieran:

 

 

En fin… el tema es demasiado escabroso como para resumirlo todo en una sola página y mientras más terrible, menos credibilidad tendría, como todos esos temas.   Como cuando yo, Robert Alonso, les advertí – en el año 2003 – que Venezuela se convertiría en un verdadero infierno que terminaría envidiando a la Cuba de los Castro.

La Cosa” no es tan sencilla como los venezolanos se imaginan.  Hay muchísimos intereses en juego, más allá de los intereses de los rusos, de los turcos, de los chinos, de los iraníes, del Hezbollah, de los cubanos, de los estadounidenses: ¡y de la propia Mamá de Tarzán!

Miami 10 de marzo de 2019

Robert Alonso

Robert Alonso Presenta

Web page Views: 290,143