A punta de cacerolazos!

Ya no debería tener limitaciones de asombro, pero: ¡es increíble!  El asombro no viene por la INMENSA MAMADERA DE GALLO (tomadura de pelo) por parte de Juancito Trucupey.  El asombro viene por la cantidad de infelices, ingenuos y nobles venezolanos que todavía lo siguen.

Hasta no hace mucho (unos días), la MUD y los “mudos” eran unos traidores de mierda.  Entre esos muderos o mudos, estaba – precisamente – Juan Guaidó, mejor conocido en los predios por el remoquete de Juancito Trucupey.  Resulta que ahora los muderos son los libertadores de la patria.  Pero no solo ellos… también vemos a personajes tan detestables como Manuel Rosales, quien pudiera – perfectamente – ajustarse a un personaje del malo en una película de terror.

Al lado de Trucupey, hoy en su “espectacular” rueda de prensa vimos a los siguientes personajes: Manuel Rosales (un bandido), Luis Florido (otro bandido), Omar Barboza (otro bandido), Henry Ramos Allup (no encuentro palabras para definirlo), Andrés Velázquez (un bandido marxista), Stalin González (un anormal estalinista de mierda), Edgar Zambrano (un re-bandido), Henrique Capriles Ratonsky (del mismo lote de Ramos Allup) y entre otros a Miguel Pizarro (un marxista-leninista-allendista-castrista, quien – además – es un resentido social).   ¿Algo bueno podría salir de ese lote?  ¡Uds. dirán!  Y eso que no entramos en comentar la importancia que le dio Trucupey al “Pollo Carvajal”, connotado narco-general del régimen, que ahora dice haber “saltado la talanquera”.

Pero más allá de la extraordinaria compañía en el entorno de Guaidó sobre la improvisada tarima frente a la “Casa Carlos Andrés Pérez” (otro re-bandido) de la sede de Acción Democrática, nos causó tremenda impresión… risa y llanto, la tan-esperada-estrategia que anunciaría Juancito Trucupey en la rueda de prensa de hoy miércoles 27 de marzo de 2019.  Estas fueron las dos “bombas”:

 

  1. Más cacerolazos. No se puede permitir – según Trucupey – que los venezolanos se queden sin luz, sin agua y sin gas: “¡hay que protestar!  ¡Hay que hacer sonar las cacerolas!”

 

  1. ¡Hay que organzarse! ¿Organizarse cómo?  Los venezolanos son los seres más desorganizados de este planeta.  Uno trata de hacer un ser desorganizado y no le sale tan bueno como un venezolano.  Trucupey dice que “hay que organizarse”, pero no explica cómo… bueno… sí lo explicó: por encimita.  Hay que visitar casa por casa para conformar una lista con todos los datos de los venezolanos dispuestos a recuperar a Venezuela.  Ajá!  Una nueva lista Tascón… ni pendejos que fueran.  Los venezolanos serán desorganizados: ¡pero no son pendejos!

 

Trucupey promueve lo mismo que promovía Hermann Escarrá en el año 2007: “la marcha sin retorno a Miraflores”.  ¡Buena suerte!  En su momento, quien suscribe, les advirtió quién era Escarrá.  Cinco años más tarde, todos los venezolanos corroboraron que no les mentía.  Bueno… hace ya tiempo que les estoy advirtiendo quién es Juancito Trucupey, también conocido por el remoquete de Juan Guaidó.  Vamos a ver cuándo los venezolanos se darán cuenta de quién es este “personaje” y, sobre todo: ¡cuándo se recuperarán del culazo!

Trucupey le ha metido el MISERABLE cuento chino a los pobres, infelices y nobles venezolanos, que a punta de cacerolazos, “organizándose” (no ha dicho exactamente cómo) e inscribiéndose en una lista (¿como la de Tascón?), van a eliminar la fulana “usurpación” (la tiranía narcocastro-estalinista) en Venezuela.  La hija de Raúl Castro, acaba de dar las siguientes declaraciones:

 

El 20 de mayo del año 2000, en un discurso que diera Fidel Castro en la Asamblea Nacional Bolivariana de Venezuela, aseguró que para que subsistiera la “revolución cubana“, tenía que subsistir la “revolución bolivariana“… y eso era y es totalmente cierto.  Cuba ya estaba viviendo a costa de la pobre Venezuela, país que ocuparon los Castro para depredarla y destruírla, como hicieron con Angola… por cierto.

En el año 1975, los Castro enviaron el primer contingente de combatientes cubanosa Angola.  A Juan Guaidó, quien nació en el año 1983, le faltaban 8 años para nacer.  Los Castro retiraron el último combatiente cubano en el año 1991, cuando Juancito Trucupey tenía, justamente, 8 añitos.  ¿Qué podrá saber burro de pasta de dientes?  En Angola murieron decenas de miles de jóvenes cubanos, en su mayoría de raza negra.  Centenares de miles regresaron a Cuba mutilados, tanto física como psicológicamente.  Cuba no podía quedarse sin las riquezas de Angola, que – aunque muchas – no les llegaban al tobillo a las riquezas de Venezuela… y Juancito piensa sacar a los Castro de Venezuela a punta de cacerolazos y de conformar listas… al estilo de la “Lista Tascón“.  Repetimos: no nos asombra – para nada –  los cuentos chinos del Trucupey y su comparsa.  Lo que nos asombra es que haya millones de venezolanos que creen, todavía, en él y – ¡peor aun! – que haya países en el mundo que sigan pendientes de las chochadas que emite este torombolo, cada vez que se para frente a un micrófono.

Pero lo más interesante que vimos en la rueda de prensa de Trucupey fue cuando mencionó que los Castro ya no recibirán más petróleo de Venezuela… algo que está por verse, por supuesto… porque los Castro siguen recibiendo petróleo venezolano –  regularmente – sin pagar un centavo.

Si se fijan en el video que les hemos publicado arriba, vemos como Ratonski aplaude a Trucupey, cuando él (Ratonski), en su visita a Miami en el año 2011, les prometió a los Castro que les seguiría enviando el petróleo de todos los venezolanos, para que pudieran (los Castro), seguir destruyendo, saqueando, ocupando y depredando a Venezuela.

Sin más que decir… por ahora, quedo de Uds., atentamente,

Miami 27 de marzo de 2019

Robert Alonso

Robert Alonso Presenta

Web page Views: 399,091