Alberto Franceschi

Mi recordada, añorada y adorada Abuela Carmelina, QEPD, solía asegurar que el mejor comunista no era el arrepentido: ¡era el muerto! Solía agregar que había que enterrarlos, boca abajo y en un lugar fuera de Tierra Santa, no fuese a ser que al tercer día nos resucitaran.

Alberto Franceschi, quien aseguró no hace mucho que los trotskistas (como él) son los marxistas dignos y respetables, entra en ese lote… por lo que lo he venido atacando desde hace muchos años y, para muestra, visiten la página que le dediqué y publiqué hace ya  tiempo.  Por cierto, Edwin Morales, compañero de Franceschi en el PST (Partido Socialista de los Trabajadores), de tendencia trotskista, no puede entender el cambio que su compañero marxista dio y así lo escribió en un artículo publicado por APORREA en noviembre de 2013.  ¿Cambió Franceschi?  ¿No será que “lo pusieron a dormir“, como hacen los marxistas? ¿No será que se está haciendo el pendejo?

Hoy, cuando el grueso de la ciudadanía venezolana está acéfala de líderes, una vez desinflado el farsante, conchupante y traidor de Juancito Trucupey, anda buscando el próximo palo del cuál ahorcarse y, en consecuencia, ya comenzó a proponer  – para una utópica presidencia – al trotskista empedernido y trasnochado del “amigoAlberto Franceschi.  Si saben escuchar “entre líneas”, no se pierdan esta RECIENTE entrevista (2019) que le hicieron al “amigoFranceschi en EspañaEs larga… y para muchos podría resultar tediosa.

Claro… ha brincado con un discurso que muchos comparten y desean escuchar: ¡el de la instauración de la pena de muerte! Según Franceschi, “cuando Venezuela sea libre” (¿libre de qué o de quiénes?), habrá que pasar por las armas a cuantos “bichos de uñas” llevaron o ayudaron a llevar a Venezuela a la inimaginable destrucción, tanto en lo político como en lo social, económico y, sobre todo: ¡en lo familiar!

Por primera vez estoy total y absolutamente de acuerdo con “mi amigo” Franceschi.   Sin embargo: ¿cree él en la pena de muerte para TODOS aquellos que destruyeron o ayudaron a destruir a nuestra querida y amada Venezuela? ¡No lo creo!

Franceschi alegó, en su entrevista con mi amigo Daniel Lara Farías, que no debe salvarse absolutamente nadie. ¡Es así! Entre los primeros genocidas que deberían de ser juzgado: ¡están los generales Raúl Isaías Baduel y Miguel Rodríguez Torres!

Raúl Isaías Baduel

.

Baduel fue el comandante general del ejército entre los años 2004 y 2006. Fue quien ordenó, en mayo de 2004, “La Masacre de Daktari”: ¡un genocida!

Por su parte, Miguel Rodríguez Torres fue quien recibió la orden de “La Masacre de Daktari” y la ejecutó, pasando por las armas a más de 30 seres humanos, incluyendo a nuestros dos hijos de crianza, de 12 y 10 años, como bien muestro en el video de arriba.

Por cierto, Alberto Franceschi ha propuesto al General Baduel como posible y futuro ministro de la defensa y ahora muchos venezolanos aúpan al General Rodríguez Torres, por el simple hecho de que está preso por el madurismo.  Ambos, Baduel y Rodríguez Torres: ¡son genocidas! Deberían de ser juzgados y fusilados, bajo la óptica de Franceschi.

En el “mejor de los casos”, estos generales violaron el Artículo 55 de la Constitución Bolivariana, el cual reza:

.

..Los “órganos de seguridad ciudadana“, no solamente no protegieron la integridad física de quienes en ese momento estaban en nuestro hogar y nuestra propiedad: ¡llevaron la turba que asesinó a más de 30 seres humanos, a todos nuestros animales y convirtieron en polvo y escombros a nuestro inmueble!

Otros

Según Franceschi, no solamente deberán ser juzgados aquellos genocidas que, a lo largo de dos décadas, han masacrado a muchos jóvenes patriotas de la VERDADERA resistencia. Según él, Franceschi, habrá que juzgar a los que ayudaron – directa o indirectamente – a oxigenar a la tiranía narco-castroestalinista que destruyó a Venezuela, a los venezolanos y a la gran familia venezolana. Entre esos conchupantes y colaboracionistas, deberíamos de incluir a todos aquellos que “guaralearon” (marearon) a los pobres, infelices y nobles venezolanos con el cuento-chino MISERABLE e infernal de los procesos (farsas) electorales: entre quienes se encuentra el “amigo” Franceschi.

Los venezolanos, en su inmensa mayoría, tienen memoria de mosquitos. No debemos olvidar, ni pasar por alto, que Franceschi fue partícipe de la FARSA ELECTORAL de aquellas famosas “primarias”.

Menos debemos olvidar que aquellas “primarias” fueron “administradas” por el propio CNE, totalmente al servicio de los hermanos Castro. Es más, ya en el mes de octubre de 2007, quien suscribe advirtió en el semanario “Venezuela Sin Mordaza”, que el próximo candidato bufo sería Capriles Ratonski.

¿Sería que Franceschi no estaba enterado de esa denuncia? ¿Será que no me creyó y se prestó para servir de jefe de campaña de Diego Arria? ¡Diego Arria! Ya se habrá olvidado el grueso de los venezolanos de la descarada corruptela de Don Diego, cuando era “alcalde” del DF y luego cuando fue nombrado por CAP como ministro de información y turismo. ¿Se le había olvidado a Franceschi?

Cuentan que en un buque de vikingos, los marineros llevaban meses remando por los mares, sin poder asearse. En eso el capitán del buque les dio una buena y una mala noticia. La buena:  “¡hoy nos cambiaremos los calzoncillos!” La mala:  “los calzoncillos nos los cambiaremos entre nosotros mismos…!” ¿Será que nos están preparando para salir de Guatemala para entrar en Guateigual?

Aquí cabría conducir a mis lectores a uno de los capítulos de mi libro: “Cómo se Perdió Venezuela“, (publicado en 2009) en el que alerto sobre “La Solución Nica“.

Por cierto: ¿Franceschi jamás se leyó los dos trabajos, que en 2004 fueron publicados por connotados expertos venezolanos en materia electoral, antes y después de aquel “carrusel de la ilusión” que llamaron “Referéndum Revocatorio”?

EL VOTO ELECTRÓNICO EN VENEZUELA

EVALUACIÓN TÉCNICA DE UN PROCESO ELECTORAL

CASO ESTUDIO: REFERENDO REVOCATORIO PRESIDENCIAL DEL 15 AGO 2004

Por Freddy Malpica (Ing. Mecánico, Ex-Rector USB) – Horacio Velasco (Ing. de Sistema, USB) – Isabelia Martín (Prof. Titular Física Matemática, USB)

 

“ESTUDIO DE LA U.C.V.”
EL REGISTRO ELECTORAL VIGENTE EN VENEZUELA ES INVIABLE

 

Cuando Franceschi se prestó para la farsa electoral de aquellas fulanas “primarias”, administradas por el CNE: ¿no estaba él al tanto de cómo se había abultado el padrón electoral?  Luego, meses después, apoyó a Ratonski en la farsa electoral Capriles-Chávez  ¿Es que Franceschi jamás escuchó hablar o se leyó las “Actas de la Traición”?  Por otro lado, jamás escuché o leí que Franceschi hubiera ido a protestar ante la presencia del E.C.O. (Ejército Cubano de Ocupación), frente al Hotel Alba, desde donde despachaban los cubanos castristas y organizaban la depredación – sistemática – de Venezuela.  ¿Entonces?  ¿A quién tenemos de “líder“?  Que alguien me escriba y me diga qué periodista, que político “opositor“, levantó su voz en contra del E.C.O. en Venezuela: ¡ni uno!  ¿Entonces? ¿De cuál lucha habla Franceschi?

La Resistencia Venezolana

En el video que les publico a continuación, verán a Franceschi mentirles – DESCARADA Y DEMAGÓGICAMENTE – a sus seguidores venezolanos. Alega este “amigo”, que los cubanos anticastristas lucharon “unos cuatro años” (sic) y, por el contrario, los venezolanos llevan dos décadas de lucha y resistencia: ¡echándole bola! ¿Cuál lucha? ¿Cuál resistencia?

Aquellos venezolanos que creen en Franceschi, pensarán que luchar es marchar, protestar y votar.  Si persisten en creerle, pensarán que hasta ahora han luchado por Venezuela:  ¡cuando hay que luchar, de verdad-verdad, por ella!  OJO: reclaman cuando a un sector le falta el agua. Una vez que el régimen les hace llegar el vital líquido: ¡cesa la protesta! ¡Eso no es luchar por Venezuela!

A continuación, una simple y pequeña comparación del concepto de libertad entre ambos pueblos, el cubano y el venezolano, a juzgar por la respuesta que dio la entonces-líder de la “oposición” venezolana, Lilian Tintori:

Venezuela, lamentablemente… y con todo el dolor de mi alma, ha sido el único país (o uno de los pocos países) en la historia de la humanidad, que ha sido conquistado sin que el conquistador haya tenido que hacer sonar un solo triki-traki, un solo “saltapericos”: ¡sin tener que echar un solo tiro!  ¿Es eso luchar para Franceschi? Si siguen “luchando y resistiendo” de esa manera: pasarán 10 generaciones bíblicas (400 años) y Venezuela jamás será libre y soberana.

Franceschi, de hecho – como he apuntado arriba – promovió “la lucha electoral”. ¿Qué tal? ¿Cuál lucha? Sería tremendamente interesante que mi amigo Daniel Lara Farías entrevistara a Franceschi para que éste explique bien esa lucha. Los cubanos castristas, por cierto, echaron la pelea en la guerra civil de Angola durante más de dos décadas, donde se emplearon katiuskas, helicópteros, morteros, minas antipersonales, etc. Luchar contra el narco-castroestalinismo internacional no es “soplar y hacer botellas”: ¡o marchar, protestar y votar!

Como no… hubo muchos jóvenes verdaderamente patriotas que hasta dieron sus vidas por la libertad de Venezuela. Es cierto que hay presos políticos: ¿pero cuántos? Vean el video de abajo. En él mostramos LOS MÁRTIRES que perdieron sus vidas en el presidio narco-castroestalinista de los Castro en Cuba: ¡miles! Por las doscientas y tantas prisiones políticas de los Castro, han pasado centenares de miles de cubanos dignos, mártires y patriotas, quienes A TRAVÉS DE LAS DÉCADAS (no “cuatro añitos“, como menciona Franceschi), han luchado – de verdad – por Cuba.   ¿Cuántas prisiones políticas hay hoy en Venezuela? Con temor a equivocarme: ¡hay dos!  Una, la terrible e infrahumana “Tumba” y, la otra: ¡Gramoverde!  Como no… hay presos en el SEBIN (en el Helicoide) y en otras dependencias represivas de la tiranía castrista, pero el régimen de los Castro no ha considerado construir más.  Los venezolanos luchan marchando, protestando y votando.  Así van a liberar a Venezuela: ¡el día del carajo!  ¿Se ha instalado el paredón en Venezuela?  ¡Claro que no!  Los venezolanos se limitan a protestar, marchar: ¡y votar!  En adición: tienen a una “oposición” que se esmera a neutralizar toda sublevación cívica, activa, generalizada: ¡y sostenida!

Es tremendamente significativo que en Cuba, una isla que entonces tenía 7 millones de habitantes, el régimen de los Castro fue obligado a construir más de 200 prisiones, mientras que en Venezuela, de 30 millones, solamente existan dos.  ¡Algo no cuadra!

Cuando Franceschi debió haber estado promoviendo la sublevación en las calles, a lo largo y ancho de toda Venezuela: ¡estaba dirigiendo la campaña electoral de Don Diego Arria! ¡No me jodas!

.

.

Según Franceschi, los cubanos lucharon – apenas – cuatro añitos. ¿Cuatro añitos? ¿Y las tres invasiones?  ¿Y las tres guerrillas (en Pinar del Río, la del Escambray y la de Matanza)? ¿Y los miles de sabotajes? ¿Y las miles de incursiones a Cuba para llevar armamentos, pertrechos y sacar a los combatientes más comprometidos?  ¿Y las decenas de miles de cubanos que murieron frente al paredón de fusilamiento?  ¿Todo eso en tan solo cuatro añitos?  Eso, sin contar a los cubanos que participaron en “La Guerra por Los Caminos del Mundo“, enfrentando al castro-estalinismo internacional en Vietnam, Angola, Afganistán, Zimbabue, El Congo… en Chile, Colombia, El Salvador, Nicaragua y entre otros países: ¡en la propia Venezuela!  ¡No me jodas, Franceschi!

Quienes se han calado las peroratas de Franceschi, habrán notado cómo le gusta esputar palabras rebuscadas que él saca de los diccionarios para alimentar su “ego intelectual“.  Eso es lo de menos.  Cada quién con sus complejos.  Lo que sí uno se puede preguntar es si el “pre-candidato” a la presidencia de la república, o jefe de un gobierno de facto (como Franceschi le llama), habrá escuchado hablar, alguna vez, sobre Pedro Luis Boitel, el primer mártir de la contra-revolución cubana, por cierto, quien murió en 1972: ¡13 años después de la llegada de los Castro al poder en Cuba!

Pedro Luis Boitel, un gran mártir de la libertad cubana, fundó el MRR (Movimiento de Recuperación Revolucionaria), del cual mi padre, estando presente en Cuba, fue representante en la Provincia de Las Villas y más tarde, en su exilio de Venezuela: su máximo dirigente

Tal vez Franceschi no se digne a ver el video COMPLETO sobre nuestro más reciente mártir: Orlando Zapata Tamayo, quien murió en el año 2010: ¡51 años después de la llegada de los Castro al poder en Cuba! Hay que acotar que detrás de Zapata había miles de cubanos: ¡él no estaba solo!

Me juego la vida a que Franceschi jamás escuchó hablar de otro gran líder, el Dr. Oscar Elías Biscet, quien en 1999, tras una huelga de hambre, fue condenado a 3 años de cárcel por desorden público, siendo calificado por Amnistía Internacional como un prisionero de conciencia. ​ Tras su liberación en 2002, fue arrestado un mes más tarde (¡44 años después de la llegada de los Castro al poder!) y, acusado de ser una amenaza para el estado, fue condenado a 25 años de cárcel. A partir de ese momento cumplió condena en la prisión Kilo 5 de Pinar del Río y después trasladado hacia la mayor penitenciaria cubana El Combinado del Este en La Habana.

Tampoco habrá leído o escuchado, el “amigoFranceschi, sobre la llamada “Primavera Negra de Cuba“, acaecida en el año 2003: ¡44 años después de la llegada de los Castro al poder!

Después de ver todos estos videos, los cuales sugiero sean vistos por “mi amigoFranceschi, tal vez él pueda rectificar su aseveración en cuanto a que los cubanos anticastristas lucharon, tan solo,  unos dos, tres o cuatro años después que los Castro llegaron al poder.  Es más: los cubanos anticastristas SEGUIMOS LUCHANDO dentro y fuera de Cuba, como en Venezuela, por ejemplo.  Gracias, en parte, a muchos cubanos anticastristas (como el patriota cubano-venezolano, Luis Posada Carriles), Venezuela no cayó en las garras del narco-castroestalinismo internacional al principio de los años 60, lo que le permitió a Franceschi sembrar y cosechar papas allá, en su estado Carabobo.

OJO: con esto no quiero minimizar el esfuerzo de muchos venezolanos por liberar a Venezuela de las garras del narco-castroestalinismo internacional, lo que no quiero es que el día de mañana, de aquí a unas cuantas décadas, mis descendientes vayan a decir que ellos tuvieron que perder una o dos patrias (Cuba y/o Venezuela), porque los cubanos solamente luchamos dos, tres o cuatro años: ¡y luego nos entregamos!  ¡No me jodas, Franceschi!

Ahora.  Es cierto.  Los cubanos anticastristas, a mi entender: equivocaron la estrategia.  En primer lugar, pusieron sus esperanzas en el gobierno estadounidense de los Kennedy.  Ya por ahí comenzaron mal.  Luego, desconocían la estrategia libertaria de La Guarimba.  De haberse aplicado en Cuba, a su debido tiempo… y tal vez durante “El Período Especial“, otro gallo, probablemente, le hubiera cantado a Cuba… y, por ende: ¡a Venezuela!

Lamentablemente, a los cubanos anticastristas, traicionados por una de las dos grandes potencias del momento, nadie les explicó los conceptos de las “guerras asimétricas“.  Nadie les dijo que por la vía armada, jamás podrían vencer a un enemigo, dispuesto a todo… y con el apoyo de una de las dos grandes potencias del momento: ¡La Unión Soviética!  En consecuencia: ¡los cubanos anticastristas perdimos la guerra!
Los Castro infiltraron hasta a los conventos de las monjitas de la caridad.  No hubo un solo movimiento anticastrista que no fuese infiltrado.  Con decir que infiltraron hasta el Departamento de Defensa de Estados Unidos de América con la HDLGP de Ana Belén Montes… y tienen infiltrada a media Miami, comenzando por el propio Franceschi y hoy, una cuerda de SOCIALISTAS, comenzando por el fulano Guaidó, Carlos Vecchio, Julio Borges, Miguel Pizarro… y paremos de contar: ¡tienen mareados al mismo presidente – hiperantisocialista – de Donald Trump.  ¿Cómo la ven Uds.?

Regresemos a Venezuela

Franceschi debe recordar que en el año 2014 se produjo la segunda Guarimba Libertaria.  Miles de jóvenes venezolanos se sublevaron en contra de la tiranía, comenzando el 12 de febrero en la heroica ciudad de San Cristóbal,  pero fueron neutralizados por la falsa oposición y por el “hoy-mártirGeneral Rodríguez Torres, quien – en representación del régimen – salió a ofrecerles todo tipo de “dádiva” a los líderes estudiantiles del momento, muchos (la mayoría) de los cuales pactaron con el narco-castroestalinismo y cedieron.  Uno de esos traidores, por cierto, fue Juan Requesén.  El Diablo paga mal a aquellos que le sirven.  Hoy tanto Rodríguez Torres como Requesén, están en prisión.  A raíz de aquella traición, con la moral y las esperanzas por los suelos, muchos de aquellos jóvenes decidieron emigrar de Venezuela, en una especie de “Mariel“, como bien mencionó Franceschi en su entrevista.

Franceschi menciona “El Éxodo del Mariel”. Ese éxodo sucedió en 1980. Los Castro llegaron al poder en 1959: ¡transcurrieron 21 años!  Y tal como dice él, los venezolanos han venido reproduciendo su propio “mariel“, con más de cinco millones de exiliados a lo largo y ancho del mundo.

Pero los cubanos anti-castristas se tuvieron que enfrentar a la traición de los Kennedy y al poderío de la Unión Soviética. El mayor enemigo de los venezolanos ha sido una “pobre isla”, como definió Franceschi a la Cuba de los Castro en su entrevista con Lara Farías. Los cubanos perdieron frente al poderío de la Unión Soviética, luego de luchar y de morir en el intento por liberar a Cuba. Los venezolanos se dejaron quitar a Venezuela por los Castro, dueños de una “islita de mierda”, muerta de hambre: ¡sin que los Castro tuvieran que hacer sonar un solo triki-traki! Claro… tengo que acotar que fueron engañados por los “opositores” que promovían, entre otras cosas: ¡la fulana “vía electoral”!  Por desalmados que “vendían esperanzas”, como se cansó de venderla Franceschi hasta hace un par de días y desde que comenzó a publicar sus videos, por allá por el año 2010.  Si visitan la página que le he publicado a Franceschi: ¡verán que lleva una década asegurando que al régimen le quedan días…!  Fomentar infundadas esperanzas es total y absolutamente contraproducente para un país que tiene que levantarse en sublevación generalizada y sostenida.  ¡Los comunistas son expertos en generar falsas esperanzas en los pueblos oprimidos por ellos!  Primero fue Arias Cárdenas, luego Rosales, el fulano RevocatorioEscarrá, Ratonski, la “opositora Asamblea Nacional, El Leo y Guaidó.  Después: Bolsonaro, Duque y Trump: ¿y ahora Francheschi?

Utopía

El problema radica en que muchos venezolanos están contando, en su desesperación, con que van a ser liberados por el gobierno “americano” de Donald Trump, en compañía del gobierno colombiano (cuyo presidente – Iván Duquees un delfín de George Soros) y Bolsonaro, quien está más enrollado en Brasil que un kilo de estopa. Cada vez me inclino más a la teoría, a través de la cual se asegura que habría que contratar mercenarios atrincabolas colombianos para liberar a Venezuela del narco-castroestalinismo internacional.  Marchando, votando y protestando jamás se logrará esa tan-deseada liberación.  De hecho, al primero que le gustaba la forma de “luchar” de los venezolanos, era al propio Chávez:

.

.

Se han creado demasiados intereses, compromisos y complicidades a lo largo de estas dos décadas de tiranía narco-castroestalinista venezolana. A la cúpula militar (con la cual dicen contar los “americanos”), no le interesa salir del régimen… y a la FALSA OPOSICIÓN: ¡menos!

Muchos ilusos están pensando que el final de la tiranía narco-castroestalinista está a la vuelta de la esquina: ¡y están más pelados que rodilla de chivo viejo! Están intentando conformar una plancha – con Franceschi a la cabeza – para cuando llegue ese momento, es decir: ¡para cuando las ranas echen pelos! ¿O será que se trata de un nuevo guaraleo? ¿De un nuevo “carrusel de la ilusión”?

¿No será que “alguien” nos está preparando para esa nueva ilusión? ¿Para ese nuevo “carrusel de la ilusión“?  ¿No será que dentro de muy poco, el grueso de los venezolanos comenzará a pensar en Franceschi como “La Nueva Esperanza Blanca” de Venezuela, junto a otros como La Maria Corina, la Fiscal Ortega, los generales Baduel, Rodríguez Torres, Herminio Fuenmayor, entre muchos otros “chavistas originarios“?  ¡Mucho cuidado con caer, nuevamente, en el cuento-chino de los “iluminados“… ¡de los falsos mesías!

La primera “esperanza blanca”, como ya he explicado, fue Francisco Arias Cárdenas: ¡advertimos que era una pieza del régimen! Luego vino Manuel Rosales: ¡advertimos que era una pieza del régimen! Siguió Herman Escarrá: ¡CINCO AÑOS ANTES advertimos que era una pieza del régimen! Luego salieron con Ratonski: ¡advertimos que era una pieza del régimen! Más tarde con “El Leo”: ¡advertimos que era una pieza del régimen! Con la maroma de Henri Falcón no tuvieron mucho éxito. ¿Será que ahora nos quieren salir con Alberto Franceschi para seguirnos guaraleando MISERABLEMENTE? Yo no creo en brujas, pero de que vuelan: ¡vuelan!

Armando Valladares

Llegado Franceschi a su “exilio” de Miami, luego de más de una década “haciendo oposición libremente” en Venezuela, intentó conseguir el apoyo del Exilio Histórico Cubano: ¡y le pintaron una paloma! Los cubanos ya están “escamados” y “curados de espantos”. Apenas “jurungaron” el historial del Alberto, le dijeron: “¡por aquí se va pa’ Roma!”. Entonces Franceschi le enfiló sus cañones al Exilio Histórico Cubano.  Llegó hasta asegurar que los cubanos de Miami estaban tan celosos de los venezolanos: ¡que deseaban que Chávez jamás cayera! ¿Se imaginan?  ¿Celosos de qué o por qué?

No debemos olvidar que mientras Franceschi estaba sembrando papas en el estado Carabobo, muchos cubanos anticastristas en Venezuela (entre ellos quien les escribe), dirigidos por el CUBANO Luis Posada Carriles (QEPD), estábamos desalojando – ¡a sangre y fuego! – los asentamientos castristas en el Territorio en Reclamación.  ¡Ningún venezolano nos quiso acompañar!

Uno de los cubanos más insignes del Exilio Histórico Cubano es el Embajador Armando Valladares. El entonces presidente estadounidense, Ronald Reagan – a instancias de su hija, Maureen Reagan – nombró  embajador de los Estados Unidos a Valladares, en la Comisión de Derechos Humanos de la ONU. Reagan le concedería, además, el máximo reconocimiento civil estadounidense: la Medalla Presidencial del Ciudadano.

.

Fidel Castro destruyó, encarceló, mutiló, asesinó o echó al exilio a la clase media cubana, la clase peligrosa, la pensante… la productiva: ¡la que podía conspirar en su contra!   Para cuando el pueblo cubano se tiró a las calles, fueron masacrados vilmente. Llegó un momento en que la única opción era abandonar la isla, en total indefensión: ¡y abandonados por el resto de las comunidades hispanoamericana y estadounidense! Un fenómeno que los venezolanos ya están sufriendo. De Cuba emigraron tres millones de cubanos. El éxodo venezolano ya va, según los entendidos: ¡por los cinco millones! Esperen unos meses y verán cómo se incrementa ese éxodo.

Le envié al embajador Valladares el sector reducido de la entrevista que le hiciera Daniel Lara Farías a Alberto Franceschi y recibí la siguiente respuesta.

Respuesta del Embajador Armando Valladares a Alberto Franceschi

Soy cubano…!!!

Me sentí ofendido, ya no como venezolano (¡que lo soy!).  Me sentí herido y ofendido como CUBANO: ¡que también lo soy!  Sentí una afrenta, un insulto a la memoria de tantos mártires cubanos que cayeron por la libertad de MI Cuba.  Por los cientos de miles de cubanos que cumplieron eternas prisiones en las cárceles infrahumanas de los Castro y pensé que había que salir en defensa de esa MEMORIA HISTÓRICA de un pueblo (el cubano), que si bien fue derrotado por las potencias y por la traición de muchos “aliados“: ¡luchó por su libertad!  En consecuencia, me siento impelido a promover una campaña, dentro del Exilio Histórico Cubano, para responderle – debidamente – al Sr. Franceschi; no solamente para desenmascararlo, sino para dejar plasmado en este portal, la grandeza de la lucha de aquellos cientos de miles de cubanos que lucharon por recuperar la dignidad y la libertad de nuestra Cuba querida y añorada.

Esta publicación no está dirigida tanto a mis hermanos venezolanos.  Está dirigida, en primer término, a mis HERMANOS cubanos, aquellos que siguen mis escritos y me responden.  A aquellos que perdieron a sus padres, a sus hermanos… a muchos seres queridos, frente al paredón de fusilamiento o murieron en las prisiones de los Castro.  A ellos y en honor a NUESTROS mártires, he querido dedicarles esta humilde publicación.

Miami 25 de abril de 2020

Robert Alonso

Biografía de Robert Alonso

Robert Alonso Presenta

Web page Views: 1,326,280