Bayly el Sociópata

Bayly pudiera ser diagnosticado (si es que ya no lo ha sido) con una patología que los psiquiatras llaman TPA: trastorno de personalidad antisocial, una enfermedad que se desarrolla desde la adolescencia.  Según sus propios comentarios sobre su vida y sobre su niñez, Bayly comenzó – desde temprana edad – a mostrar trastornos disociales de su personalidad.  Él mismo se considera bipolar y así lo ha aceptado en sus programas.

En muchas ocasiones, Bayly – en sus shows – ha demostrado graves cuadros de personalidad antisocial.  Uno no sabe qué esperar cuando es entrevistado por este personaje… pareciera que todo dependiera de la luna o, en su defecto: de la falta de medicamentos antipsicóticos en una noche determinada.

La manifestación de procesos químicos anormales en el sistema nervioso y posibles daños en las partes del cerebro que atañen a la toma de decisiones, puede llegar a despertar un comportamiento impulsivo y agresivo, como ya estamos cansados de observar en Bayly. Según el psiquiatra alemán del siglo pasado, Emil Kraepelin, otra de las causas de TPA pudiera ser el abuso de estupefacientes.

Bayly nos tiene acostumbrados a sus ataques de ausencia de empatía para con muchos de sus entrevistados y su egocentrismo no puede ser más evidente.  Además, distorsiona lo que le dicen en vivo, con el fin de lograr la destrucción de la credibilidad de aquellos invitados a quienes les ha tocado sufrir, en carne propia y ante las cámaras de su programa, un de sus eventos de disforia.

Las otras noches entrevistó al asesor político venezolano, Pedro Luis Pedrosa, con quien intentó limpiar el piso… y lo hubiera logrado, de no haber sido por la ASOMBROSA ecuanimidad del entrevistado venezolano.

Bayly puso palabras en la boca de Pedrosa que él no había dicho e hizo su muy particular interpretación de lo que dijo.  En un momento dado, algo en Pedrosa le pasó el switche a Bayly, desatando en él todos sus demonios infernales.

Pedrosa demostró un criterio sobre el escenario político venezolano muy similar al que acusó tener Patricia Poleo… en especial sobre el entorno perverso y maléfico de Juan Guaidó.  Como Bayly tiene “una culebra” con Rafael Poleo e invita a su hija para echarle limón en la herida a su padre, el que Patricia dijera que Guaidó estaba rodeado de la crápula más perversa y corrupta del universo político “opositor” venezolano, no le produjo el más mínimo prurito a Bayly.  Por cierto, últimamente la Poleo basa casi todos sus programas en defenderse de los ataques que ha producido su posición con respecto a Guaidó.  Además, si alguien es crítico de esa FALSA OPOSICIÓN venezolana, es Patricia Poleo, pero cuando Jaime la entrevista… es todo amor y ternura, mostrando una exagerada empatía que hasta confunde.

Cuando Leopoldo, Julio Borges y, entre muchos otros Guaidó, se declaran socialista, Bayly dice que no: ¡que no lo son!  Todavía nadie le ha dicho al “periodista” peruano que Voluntad Popular está inscrito en la Internacional Socialista: ¡nadie!  Acusar a estas sabandijas de socialistas, es peor que mentarle la madre a Bayly.  Para mí, o es un episodio sociópata, o se trata de una estudiada reacción con fines diversos… ¡y no solamente para mantener el rating!

En su momento, Bayly barrió el piso de su estudio con el “pobre” de Leopoldo López, a quien trató con suma dureza.   Se ha cansado de atacar, duramente, a Capriles, desde que aceptó “su derrota” frente a Chávez en octubre de 2012… pero si alguien le hace un comentario adverso a estos dos personajes… y está en disforia: ¡que lo libre Dios!  A Bayly hay que estudiarlo muy bien antes de tomar la decisión de ser entrevistado, en vivo, por este “periodista”.

Por ejemplo, si a alguien se le ocurre discrepar de Bayly sobre el fulano atentado con los drones, que se vaya preparando… porque lo que le viene encima es candanga con burundanga.  Ahora es adoración lo que dice sentir por Guaidó pero mañana, cuando cambie la luna o el muchacho caiga en desgracia política, lo veremos atacando al guaireño sin misericordia alguna y el que se presente en su show y medio trate de justificarlo, recibirá una descarga monstruosa por parte del peruano que hoy se vende como más venezolano que el “cuánto hay pa’eso”.

En relación a su desmadre contra Pedrosa, los numerosos comentarios en la página del programa, fueron, en su INMENSA MAYORÍA: ¡demoledores!

Ahora, tampoco hay que descartar que Bayly tenga una agenda oculta para favorecer a eso que llamamos “chavismo originario“, donde se anotan todos esos sátrapas que rodean a Guaidó y que Pedrosa le mencionó a Jaime.  Es posible… uno no debe descartar absolutamente nada; como también es posible que sea una combinación de todo lo mencionado: ¿y una dosis de palangrismo?

Miami 10 de abril de 2019

Robert Alonso

Artículo recomendado: “Bayly, el mercader de la desgracia“.

Robert Alonso Presenta

Web page Views: 399,965