Cascarita de Piña!

Millones de infelices, ignorantes, mal informados, ingenuos y – sobre todo – NOBLES venezolanos, están “brincando en una pata”, es decir: ¡celebrando de lo lindo!  Ya LocoTrump le dio “el palo a la lata” y “por la “vena del gusto” a los venezolanos: ¡el presidente de EE.UU. sancionó a la Venezuela castrista!  Dentro de cuatro meses, millones de venezolanos podrán regresar y comer hallacas repletas y recibir el nuevo año, 2020: ¡en libertad!

Los más eufóricos les han llamado “bloqueo” a las sanciones anunciadas por LocoTrum. Los eufóricos no se han parado a analizar los resultados históricos que los “bloqueos” han tenido sobre países como España (después de la guerra civil, contra el Generalísimo Francisco Franco Bahamonde, “Caudillo de España por la Gracia de Dios”) o sobre el propio gallego Fidel Castro Ruz, quien se murió “bloqueado” en su cama y sin sus botas de guerrillero, luego de más de medio siglo saboreando su “revolución” y pese al “bloqueo” estadounidense.  Sin mencionar el bloqueo a Corea del Norte, para no mencionar otros.

Mi recordada, querida y añorada Abuela Carmelina – QEPD -, a quien la mayoría de mis lectores (y lectoras) conocen, solía calificar de “cascarita de piña” a todas aquellas acciones que se hacían carentes de verdadera importancia.  Eso es lo que significa para la libertad de Venezuela estas “sanciones” de LocoTrump: “¡cascarita de piña!”.

 El momento de la Pea

Ahora bien… cuando Uds. escuchen, vean o lean que LocoTrump decreta que todos aquellos buques que atraquen en puertos cubanos o venezolanos, no podrán atracar en puertos estadounidenses por un lapso de CINCO AÑOS… o que aquellas aeronaves que aterricen en aeropuertos cubanos o venezolanos no podrán aterrizar en aeropuertos estadounidenses por un lapso de cinco años: ¡entonces llegará el GRAN MOMENTO DE LA PEA!

¿Por qué LocoTrump no lo hace?  Ésta podría ser la explicación.

Sabemos que Cuba está hoy en el sótano.  Una langosta – en temporada – en South Beach de Miami Beach, cuesta unos $ 15, por la medida de lo bajito.  En Cuba, EL AÑO ENTERO, un turista puede comerse una soberana langosta por 5 “pesos” (US $ 5).  La prostitución en Cuba es libre y las “jineteras” son las más bellas del Universo Sideral.  Las playas cubanas les dan tres patadas a las de Cancún y al resto de las islitas del Caribe, donde el turismo ha proliferado gracias a la destrucción castrista en Cuba.

La industria del tabaco, de la azúcar y del ron, pasó a manos estadounidenses, aunque hasta en la Nicaragua de los Ortega las tabacaleras han proliferado y prosperado.  República Dominicana y Puerto Rico han florecido gracias, en parte, a la industria turística y del ron.

En el sur de la Florida y en Hawái, la industria azucarera resurgió gracias a la desgracia cubana.  El día en que Cuba sea libre, esa industria se la va a ver negra-negrita.

Hoy en día, un obrero cubano gana – si acaso – $ 30 al mes.  En una Cuba libre, podría ganar $ 300 (para comenzar) y ver la luz del cielo, cuando un mismo obrero en EE.UU. gana $ 3,000 o más, sin contar los “fringe benefits”, los beneficios que han obtenido de sus respectivos sindicatos… ¡en Cuba no hay sindicatos!

Miles de miles de empresas estadounidenses, fabricas; la industria farmacéutica – etc – podrían mudar sus fábricas y tinglados a una Cuba que podría ofrecerles un “tax holiday”, donde no pagarían impuestos por un par de décadas y millones de estadounidenses se verían, de la noche a la mañana, sin trabajo: ¡el caos!

Liberando a Venezuela, se le daría un duro golpe al tráfico de estupefacientes y eso desestabilizaría a miles de familias que hoy viven de la guerra “contra” el narco-tráfico: ¡malo-malo!  Miles de miles de empleados de la DEA se quedarían como “pajaritos en grama” (en la calle y sin llavín).  Sería como si la “Liga Contra el Cáncer” descubriera la cura contra tan abominable mal.  ¿Uds. de verdad-verdad creen que si la “Liga Contra el Cáncer” descubriera la cura contra el cáncer: la publicaría?  El mejor aliado contra “La Liga Contra el Cáncer”: ¡es el cáncer!

Las industrias turísticas de San Martin, Aruba, Curazao, Bonaire, República Dominicana y hasta el propio México sufrirían un “desbarajuste”, el día en que Cuba sea libre y regrese al capitalismo desde el último de los sótanos; ¡sin mencionar los casinos!

LocoTrump, como el mapurite, sabe a quién pear.  Él puede que jurungue la cadena: ¡pero jamás se meterá con el mono!

Es por eso que está de parte del los venezolanos llamar a los pueblos “hermanos” a que ayuden en la liberación de Venezuela, pero para eso tienen – los venezolanos – que armar el merequetengue: ¡se tienen que sublevar de manera generalizada y sostenida!

Pedirle ayuda al Espíritu Santo no sería ni tan mala idea:

 

 

Los Cipayos

Ahora bien… no pierdan de vista a los cipayos, aquellos que por detrás de bambalinas, hechos los pendejos, abogan por el bienestar del régimen; como en su momento vimos a Marcel Granier (luego de la “intervención” de RCTV), a Alberto Federico Ravell (después de la “venta” de Globovisión)… o a Pedro Mena y al comunista Alexis Ortiz – por un tiempo los dirigentes de la “Quinta Columna” del régimen en Miami – denunciados por nuestro hermano del exilio, Roger Vivas, cuando en febrero de 2011 Connie Mack propuso incluir a Venezuela en la lista de los países terroristas y todos ellos salieron en defensa del régimen.

 

 

Por denunciar a estos cipayos, nuestro hermano del exilio – Roger Vivas – periodista de San Cristóbal exiliado en Miami desde el año 2005, fue expulsado de la emisora “La Poderosa” (en Miami) por su propietario, Jorge Rodríguez, un cubano vendido al socialismo demócrata de EE.UU.

No se extrañen si dentro de poco ven al propio Guaidó haciendo campaña para que EE.UU. derogue la “maroma de las sanciones”, alegando que le hacen más daño al pueblo que al régimen; discurso que ha sido mantenido por aquellos que en El Imperio Mesmo han abogado por el bienestar de la tiranía castro-estalinista cubana.

Miami 6 de agosto de 2019

Robert Alonso

Biografía

Robert Alonso Presenta

Web page Views: 944,708