Chavismo Democrático?

El tal “chavismo democrático” que mencionaba Vecchio en el año 2015 es un concepto tan absurdo como el “capitalismo popular” del cual hablaba la MariCori Machado en el año 2011.  Ambos personajes son politiqueros de oficio, encantadores de culebras, mentirosos y embaucadores.  Por eso yo he dicho tantas veces que tendrán que pasar diez generaciones bíblicas (400 años), para que Venezuela pueda recuperarse de tan mala sangre, producto… sabrá Dios de qué combinación genética difusa.

En este discurso de abajo, la MariCor,  hace ocho años, nos estaba asegurando que los venezolanos llevaban varias generaciones buscando un sistema que sirviera y eso, sabemos, es una gran mentira.  Los venezolanos, en su inmensa mayoría, eran adecos o copeyanos, sin reparar en el contenido socialistoide de ambos partidos.  Unos comían como las gallinas y no dejaban nada pa’nadie y otros, como los loros: ¡comían y dejaban caer comida al piso!  El grueso del venezolano jamás se preocupó por el destino de Venezuela y eso hay que destacarlo.  Eran otras las pasiones.

Al final del día, el capitalismo es uno solo: popular para unos e impopular para otros.  Menen en Argentina,  Collor de Melo en Brasil, Correa en Ecuador y hasta el propio Fidel Castro en la Cuba estalinista, hicieron mención del “capitalismo popular” y cada quien lo interpretó a su manera.

Por cierto, en el medio de ese conglomerado de venezolanos que la MariCori menciona, teníamos a los adoradores de Fidel Castro, aquel que años antes había intentado adueñarse de Venezuela por las malas y que años después se adueñó de Venezuela por las buenas… a través del engaño y con la necesaria colaboración de no-pocos venezolanos apátridas e HDLGP’s.

Esa es la realidad de Venezuela y, sobre todo: ¡de los venezolanos!

Ha sido un país que ha vivido bajo el pertinaz y contumaz engaño, gracias a estos infaustos engañadores… unos con el cuento chino de un “chavismo democrático” y otros con la falacia de un “capitalismo popular”.  El objetivo siempre ha sido el engaño, el “mercadeo político” para llegar al poder y desde allí embuchonarse hasta más no poder.

Habría hoy que destacar que con el pasar de los años, ambos personajes “se dejaron deso”.  Vecchio jamás volvió a mencionar el “chavismo democrático” y la MariCori se olvidó de su “capitalismo popular”, pero los dos siguieron en la ruta del engaño: ¡cada uno en su estilo!

Miami 7 de julio de 2019

Robert Alonso

Biografía

Índice de mis artículos

Robert Alonso Presenta

Web page Views: 638,632