Clases de Idioma Venezolano

Nuestro querido y recordado Guillermo Álvarez Guedes, popularizó las clases de idioma cubano, como pudimos apreciar por el video con el cual hoy abrimos nuestro escrito cotidiano.  En tal sentido y basándonos en el extraordinario comediante cubano, ya fallecido, hemos querido comenzar nosotros las “Clases de Idioma Venezolano” y comenzaremos por la palabra “paja”.

La Palabra Paja

La palabra “paja” es una de las más poderosas en el idioma venezolano.  Se emplea de muchas maneras, incluyendo variaciones que han venido mutando idiomáticamente, como el vocablo “pajúo”.  Una persona puede “hablar mucha paja” y, a la vez: ¡ser un “pajúo”! Por lo general, los “habladores de paja”: ¡son “pajúos”!

No solamente tenemos en Venezuela “habladores de paja”, existen los “habladores de pendejadas”, que viene siendo lo mismo.

Están, incluso, los “mentalistas”, aquellos que suelen hacerse “pajas mentales”.  Millones y millones y millones de venezolanos (y de venezolanas), han practicado las “pajas mentales”, al abrigar las esperanzas, por muchísimos años, de liberar a Venezuela marchando, protestando, tocando pitos: ¡y votando!

¡Hablas más paja que un burro!”… una expresión errada, porque los burros no hablan: ¡comen paja!

Hoy, para comenzar nuestra primera clase de idioma venezolano, les traemos un video que describe, EXACTAMENTE, lo que es un “hablador de paja”, quien – además – no pudiera ser más “pajúo”.  Se trata del periodista cubano-estadounidense Agustín Acosta, uno de los más connotados de la ciudad de Miami, compañero en Actualidad 1040, de una muchacha muy bonita llamada Carinés Moncada, por cierto: ¡venezolana!

Nosotros Los Cubanos

Ahora bien.  Nuestro amigo Agustín se salva por ser cubano.  Nosotros los cubanos somos seres diferentes.  Muchos de nosotros “hablamos paja”, pero con mucha propiedad, como vemos en el caso del video sobre estas líneas.  “Hablar paja”, traducido al cubano sería “hablar mierda” y los pajúos o pendejos: ¡comemierdas!

No vayan a creer, ni por un instante, que el Sr. Acosta es un agente encubierto del G2 cubano, cuya misión es achantar a los pobres, infelices y nobles venezolanos, para que no se subleven contra los Castro en Venezuela, promoviendo a Juancito Trucupey para que el regimen tiránico gane el tiempo que necesita para pasar el temporal y anclarse – PARA SIEMPRE – en ese bello pais que ya lo tienen en el hueso.  En el caso de Agustín es una combinación de su cubanía y de una gran dosis de “pajuísmo”.

Por cierto, parece que ya “se dejó deso”, porque ha declarado, del 31 de marzo a la fecha, que Guaidó lo ha decepcionado, “mamándole gallo en asterisco”.  En nuestra próxima clase de idioma venezolano, explicaremos el significado de “mamar gallo”.  Se puede “mamar gallo en cruz” y si la “mamadera de gallo” es muy intensa, la mamada sería “en asterisco”.  En el caso de nuestro gran amigo, Agustín,  – al parecer – la Carlita Angola le “mamó gallo en cruz y en asterisco”.

Para probar lo que estoy diciendo de NOSOTROS los cubanos – y en eso me incluyo – les dejo esta bella y pegajosa canción interpretada por la extraordinaria cantante cubana: Marisela Verena.

En lo que sí no nos equivocamos NOSOTROS los cubanos fue en advertirles a los venezolanos que se pusieran las pilas, porque Venezuela iba por el mismo camino de Cuba, pero los “pajúos” venezolanos pensaron que NOSOTROS los cubanos, TODOS, éramos unos “hablapaja”.

Miami 30 de agosto de 2019

Robert Alonso

Robert Alonso Presenta

Web page Views: 534,921