Defendiendo Patricia

Todos aquellos lectores y amigos que me han seguido durante muchos años, saben que entre Patricia Poleo y yo no existe “amor”. Se podría decir que hasta hemos sido enemigos… un calificativo que no procede en este caso. Patricia y yo hemos tenido grandes controversias y desacuerdos, lo que no significa que seamos enemigos. Al menos yo no lo considero así.

Lo que ha sucedido entre Patricia y yo, se puede transpolar a muchas controversias que he mantenido, a través de los años,  con, quizás, el grueso de esos analistas políticos y políticos venezolanos, que por su corta edad o por su ignorancia del enemigo, no han sabido – a mi juicio – interpretar a ese enemigo: el narco-castroestalinismo internacional.

.

Patricia

Patricia Poleo nació el 8 de noviembre de 1965 y para aquellos que les gusta la guarandinga de los signos del zodíaco, es ESCORPIO.

Los ESCORPIOS

El escorpio es un signo intenso con una energía emocional única en todo el zodiaco. Aunque puedan aparecer tranquilos, los escorpios tienen una agresión y magnetismo interno escondido dentro de cada uno de ellos.  Son afables, buenos tertulianos, reservados y corteses, pero aunque parezcan estar algo retirados del centro de actividad, en realidad están observando todo con sus ojos críticos. Los escorpios son tremendamente poderosos y sus caracteres pueden causar enormes beneficios o grandes riesgos para los demás.  Su tenacidad y fuerza de voluntad son únicas pero, sin embargo, son muy sensibles y fácilmente afectados por las circunstancias que les rodeanSon emocionales y fácilmente heridos o aludidos.  De hecho, pueden perder totalmente el genio al percibir, incluso erróneamente, que alguien les ha insultadoNo saben morderse la lengua y pueden ser muy críticos. Si un escorpio logra utilizar su enorme energía de forma constructiva, es un gran activo para la sociedad y se puede convertir en un gran líder.  No obstante, los escorpios deben aprender a controlarse, porque pueden llegar a ser demasiado críticos y resentidos con los demás. Son excelentes amigos de los que consideran merecen su respeto.

Debo admitir, a priori, que no creo en el zodíaco: “pero de que vuelan… ¡vuelan!Patricia, evidentemente, observa todo con su ojo crítico. Me consta, por lo que he escuchado, que está altamente afectada por las circunstancias que hoy la afligen: ¡bienvenida al club!  En mi caso, descubrí lo emocional que es y lo fácilmente que se siente herida y/o aludida por aquellos que la hemos criticado.  La he visto, al menos en mi caso, perder – totalmente – el genio, al percibir (¿erróneamente?) que alguien – ¡como yo! – la ha, supuestamente: insultado. Y, por supuesto: ¡no sabe moderar su lengua, llegando a ser extremadamente crítica! ¡Menos mal que yo soy Leo! Según los entendidos, los ESCORPIOS deben aprender a controlarse, porque pueden llegar a ser demasiado críticos y RESENTIDOS con los demás.

Los comentarios anteriores no hacen a Patricia ni mala ni buena: ¡es el signo bajo el cual nació!  La culpa NO ES de ella… y yo lo reconozco: ¡la culpa es, netamente, de los astros!  Las fuerzas de la naturaleza: ¡no pueden ser combatidas!

Experiencia

Cuando Fidel Castro Ruz entró, en 1945 (hace 75 años) en la arena política, a Patricia Poleo le faltaban 20 años por nacer: como ESCORPIO. Dicen los expertos psicólogos y/o psiquiatras (quienes no siempre aciertan), que el cerebro del ser humano comienza a funcionar, medianamente, a la edad de 20 años. Basándonos en esa premisa “científica”, cuando Patricia cumplió sus 20 años, en 1985: ya Fidel Castro le llevaba 40 de ventaja: ¡imagínense!

.

 

La pretensión de Patricia de cazar pelea con los Castro

Al comienzo del siglo XXI, ya los Castro tenían 55 años de experiencia. Como decía mi recordada Abuela Carmelina, QEPD: “era una pelea entre león y mono amarrado” y yo agregaría: “¡una pelea entre un joven león africano, cebado en monos y un mono raquítico, reumático, viejo, drogado, encapuchado y con las manos y pies amarrados!”.

La primera vez que vi, físicamente, a Patricia (y la conocí personalmente), fue cuando en su clase de periodismo de la Universidad Santa María (donde era profesora de mi hija, María Carolina), me invitó a dar una charla sobre un libro que había escrito, titulado “Los Evangélicos”.  Nada que ver con política y mucho que ver con teología: ¡mi primera pasión!

.

.

Me pareció una muchacha extremadamente atractiva. De haber estado soltero, viudo o divorciado, sin lugar a la menor duda “le hubiera echado los perros”. No que me hubiera hecho el más mínimo caso, porque ella ha declarado – públicamente – que no le atraen los hombres feos.

(Nota: un poco de farandulismo no cae mal en estos momentos tan aciagos).
.

Por otro lado, en el año 2004, cuando reventamos la primera Guarimba, Patricia me llamó a un programa especial en Radio Venezuela – que duró unas 4 horas – para evitar que el pueblo se regresara a su casa.  Ese evento histórico lo comenté en mi libro “Cómo Se Perdió Venezuela“.

Los Eventos

Por allá… por el año 2006 (meses más, meses menos), me enteré de que el Capitán (R) Javier Nieto Quintero, había abandonado Venezuela y estaba de paso por Miami. Patricia lo entrevistó. Entonces – estando con ella en muy-buenos términos – la llamé a su teléfono celular y le advertí quién era esa alimaña llamada Javier Nieto Quintero. Ella no me paró ni medio.

Patricia me llevó a un programa que tenía, no me acuerdo si en TV Miami, para que hablara sobre la entonces-esperanza blanca de los venezolanos: el Dr. Herman Escarrá. Incluso ella lo llamó en vivo por teléfono durante el programa y conversamos con él un rato. En esa conversación telefónica fui extremadamente duro con Escarrá (a pesar de no ser ESCORPIO, pero en mi condición de LEO… que somos muy parecidos) y le dije que estaba en nuestra mira. Ya había recibido – a través del Comandante Marlon Gutiérrez, jefe de la VERDADERA RESISTENCIA nicaragüense, un informe de la CIA, donde lo acusaban de ser un infiltrado del régimen de los Castro en Venezuela.

.

.

Claro, ahora comprendo que en el año 2007 era muy pronto para que Patricia se diera cuenta de que en un régimen narco-castroestalinista, nadie puede darse el lujo de desestabilizar al país sin que le caiga un piano de cola encima.  Como nadie puede darse el lujo de erigirse en “presidente interino“, sin que se le atraviese en su camino un “árbol caminante“: ¡o le diera un extraño cáncer!  En tal sentido, ella no pudo entender cómo era posible que el Dr. Herman Escarrá declarara que él estaba desestabilizando al país, sin que no lo llevaran a la DISIP: ¡hoy SEBIN!

.

.

Intuí que aquellos comentarios míos, en el aire y en vivo, no fueron del agrado de Patricia (quien posiblemente se arrepintió de haberme invitado a su programa), porque ella formaba parte (al menos nominalmente) del llamado “Comando Nacional de la Resistencia”, del cual Escarrá era el “máximo líder”. Bueno… ya todos saben cómo terminó ese “doctor”.  Tuvieron que transcurrir CINCO AÑOS para que todos los venezolanos se dieran cuenta de quién era: ¡y es!

Por cierto, por aquella época y por atacar a Escarrá, fui acusado de loco, de agente de los Castro: ¡y hasta me amenazaron de muerte!  Ahí, creo, comenzó – lamentablemente – el distanciamiento entre Patricia Poleo y quien suscribe.

Luego se sucedieron varios incidentes que incrementaron la brecha entre Patricia y yo, que hoy no tienen importancia recordar y que yo los atribuyo, fundamentalmente, a su falta de experiencia y su total y absoluto desconocimiento – ENTONCES – del enemigo mortal de Venezuela: ¡el narco-castroestalinismo internacional! Tal vez, siendo LEO y ella ESCORPIO, no nos entendimos y lo tomamos de manera personal… culpa mía, porque le llevo 15 años y debí haber sido quien entendiera el escenario.  Ya Uds. saben cómo somos los LEO… especialmente si media un “toque de locura” por mi parte: que jamás lo he negado. Debo estar loco de remate para haberme mantenido en esta lucha desde el año 1972, es decir: ¡desde hace 48 largos y tormentosos años! Nadie, en su sano juicio: ¡lo hubiera hecho!

La Defensa

En primer lugar, debo salir en defensa de la joven-aún (con respecto a mis 70 veranos), Patricia Poleo, quien en noviembre cumplirá sus 55 otoños. Debo salir en su defensa por muchos motivos.

En primer lugar, “el enemigo” la ataca por el lado personal-familiar. Si estamos en un escenario político,  se le debe atacar por el lado político: ¡no por el lado personal-familiar”. Yo no estoy de acuerdo con que su hija Germania apoye a los demócratas, como no estoy de acuerdo con que mis DOS HIJOS detesten a Trump, por el hecho de ser republicano. ¡Horror! Si después de todo, no he podido “penetrar” las mentes de mis hijos, de 27 y 25 años: ¡lo que me queda es morirme O SUICIDARME!

Ahora la culpa de todo la tiene Patricia. Tal vez su culpa, porque es una mujer joven y los Castro le llevan una morena, es no haber hecho su tarea completa y creer en personajes como el Capitán Javier Nieto Quintero e, incluso: en JJ Rendón, entre muchos otros. Hoy, a Dios gracias, tiene a su lado a Daniel Lara Farías, que – de vez en cuando – parece que le “ajusta los tornillos”.

Aquí, por cierto, me siento impelido a incluir un audio que anda rodando – de manera viral – por las redes sociales. Se trata del abogado penalista venezolano Ricardo Köesling, quien – por cierto – compite, para muchos, en locuras con quien suscribe… pero tira unas cuantas piedras que, de vez en cuando, están dando en el blanco, aunque su estilo no sea del agrado de muchos:

Javier Nieto Quintero

Cuando en mayo de 2004 revienta “El Show de los Paracachitos”, aparece este personaje – el Capitán Javier Nieto Quintero – aceptando que había participado en una reunión subversiva en la casa del Coronel Jesús Farías (quien nada tiene que ver con nuestro amigo Daniel Lara Farías). Nieto Quintero era “el ordenanza” (“cachanchán” o “cachifo”) del Coronel Farías.  En autos, el fulano capitán aceptó qué se trató en la supuesta reunión, no solamente el derrocamiento del régimen de los Castro en Venezuela, representado por Hugo Chávez, sino que se discutió si, una vez apresado Chávez, debía ser cremado vivo o muerto en los hornos crematorios del Cementerio del Este, propiedad (entonces) de Alejandro Kauffman, socio – por cierto – de la prima hermana (casi hermana) de mi esposa, Siomi: ¡La Guarimbera Mayor!

Supuestamente, el Capitán Nieto Quinterono pasó la novedad”, lo que constituyó una gravísima falta. Hoy sabemos que sí la pasó… y gracias a él – en parte – se montó el “Show de Los Parachitos” en la Finca Daktari, de mi propiedad, cuando ya llevaba más de un mes exiliado en Miami.  Gracias a ese montaje, el régimen (con la necesaria ayuda del fulano capitán), masacró a más de 30 seres humanos y a más de 70 animales que adorábamos.

En un principio, Nieto Quintero alegó que estuvo 18 meses preso. Nosotros hoy sabemos que ni esos meses estuvo en la prisión militar de Ramo Verde. Luego, en una entrevista recientemente otorgada a Napoleón Bravo MISEREABLEMENTE, le mintió, asegurando que estuvo preso 3 años: ¡mentira!

.

.

Para “hacer el paro”, Nieto Quintero fue ubicado en el mismo pabellón con los infelices “paracachitos colombianos”. Todo lo que se comentaba en ese pabellón lo sabía el director de la prisión militar de Ramo Verde. Muy pronto descubrieron que el soplón (“el sapo”) era Nieto Quintero. Para que los colombianos “no le modificaran la salud” a Nieto Quintero, el director de la prisión lo cambió de pabellón. De ahí en adelante no se supo nada más de él.

En el juicio fue absuelto de toda culpa, a pesar de que no había (supuestamente) “pasado la novedad” y fue restituido a La Guardia Nacional con un cargo en la bellísima y veraniega Isla de Margarita. Se convirtió – según él – al evangelismo, escribió un panfleto y se dio de baja de La Guardia Nacional.

Una vez fuera de las fuerzas armadas, visitó Miami y fue donde hizo contacto con Patricia, porque en el pasado – aparentemente – fue uno de los que le informaba a ella sobre las fulanas acciones de los entonces-famosos “Comacates”: ¿se acuerdan?

Pasaron los años y lo vimos involucrado en la “Operación Gedeón II”. ¿Qué tal?  Ahora sabemos que la tal “operación” fue infiltrada hasta los teque-teques: ¿por Nieto Quintero entre muchos otros?

Estoy absoluta y totalmente seguro, de que Patricia hoy ya está más que convencida de que Nieto Quintero siempre ha sido un “sapo cooperante”… y así lo podemos inferir por la carta que la propia Patricia leyó, recientemente, en su programa “Factores de Poder”;  video con el cual comencé esta publicación.

Que entre anormalos nos veamos…

Es como si hubiéramos sido blanco, por muchos años, de ANORMALOS, ANORMALAS, IMBÉCILOS e IMBÉCILAS.  Venezuela es una mina de ROLITRANCOS, como el que aparece en este video de abajo, acusando a Patricia de traidora y “de echarles la burra pal monte” a todos aquellos que sí están luchando por Venezuela, bajo la batuta patriótica de “nuestro” presidente “interino“, Juan Guaidó.   Luchando marchando, protestando y VOTANDO… porque ya están regresando a la libertadora lucha electoral.  He visto el video de abajo varias veces.  Mi abuela Carmelina, QEPD, solía decir que la cara es el reflejo de las neuronas.  De ser eso cierto, el torombolo  que aparece en el video, nació con un cuartico de ellas.  Si quisiéramos hacer un ANORMALO, no nos saldría un ANORMALO tan perfecto como el fulano de abajo.  Si hubiera esperado un diítas más antes de rebuznar, hubiera podido haber incluido en sus reclamos a JJ Rendón, quien – como firmante – está dando fe DE que el documento existe: ¡y lo hicieron ellos mismos!  ¡Na’guará!

.

.
Como los ANORMALOS no tienen horario, ni fecha en el calendario, aquí le mando el video en el cual aparece JJ Rendón, aceptando que firmó ese garabato:
.
.

Para que muchos no pierdan la costumbre, aquí tenemos a esta IMBÉCILA, metiéndome en el grupo de los traidores.  Uno ve estas cosas publicadas y comienza a comprender cómo fue posible para los cubanos castristas, ponerse en Venezuela sin la necesidad de haber tenido que hacer sonar ni un solo triki-traki: ¡y ellos juran que están luchando!

Un País de Leyes

Aparentemente, a juzgar por un video que publicó Patricia, la han amenazado con demandarla. Ella está confiada en que Estados Unidos es un país de leyes. Ahí también se equivoca… tal vez por su edad y falta de conocimiento de cómo es que se bate el cobre en “El Imperio Mesmo”.

.

En abril de 2013, entablé una controversia – semi privada – con un cubano recién-llegado a Miami, de esos que nosotros (los del Exilio Histórico Cubano) llamamos “hombre nuevo”, de nombre Darsi Ferrer, quien aseguraba ser médico, a pesar de que tenía una pinta de “pran” que no podía con ella.

El tal Darsi, quien en su momento era un “héroe del exilio”, comenzó a divulgar “ideas raras” que yo me atreví – ¡LOCO AL FIN! – a refutar. En un principio lo hice privadamente y luego hice pública la “controversia”. Total que el tal Darsi me amenazó de muerte desde su propio buzón de email, por el cual nos comunicábamos.

Tan pronto me amenazó de muerte: ¡DE MUERTE!, me fui a la policía de Coral Gables, ciudad donde vivía entonces, e introduje la denuncia formal, asistido por un prestigioso abogado que hoy me ha pedido que no divulgue su nombre.  Aunque muchos no lo crean, aquí en Miami hay mucho miedo y al más pintado lo raspan.

La Policía de Coral Gables envió a un detective, de nombre Pedro Cuervo quien visitó mi casa para hacerle una experticia al mensaje, comprobando que había salido de un ordenador cuyo IP era el # 98.138.229.16, perteneciente al buzón de darsiferrer@yahoo.com, precisamente quien me había amenazado, OLÍMPICAMENTE, de muerte.

La policía de Coral Gables me informó que, luego de analizar el caso, decidieron que debía elevarlo a las oficinas del FBI en el downtown de Miami.   Tuve que caminar, penosamente, como cuatro cuadras, porque no encontraba estacionamiento. Cuando finalmente me atendieron en el FBI, simplemente me informaron que se trataba de un “caso político” y que “los casos políticos se resolvían políticamente”.

.

Mi controversia con el fulano Dersi Ferrer continuó a través del tiempo y DE MANERA PÚBLICA, hasta que en el año 2017, el “doctorDarsi apareció muerto de manera muy sospechosa.   Por supuesto, al primero que la policía llamó fue a mí. Simplemente negué mi participación en el supuesto-homicidio, pero sí les recordé a las autoridades policiales que me interrogaron durante más de 10 hras, que la muerte del “doctorFerrer, seguramente se trató de un “caso político” y que los “casos políticos se resuelven políticamente”. Todavía hoy las autoridades están investigando el caso: ¡tres años más tarde!

 

 

En tal sentido, le quiero recomendar a Patricia que duerma tranquilita. Que no “agarre cranque” (como hubiera dicho mi Abuela Carmelina, QEPD). Estados Unidos de América no es ese país de leyes que ella tanto ha promulgado.

Conclusión

Hay muchas aristas en torno a la “Operación Gedeón I & II”, comenzando por Oscar Pérez y el General Miguel Rodríguez Torres en adelante. Si ella lo considera pertinente, adecuado y conveniente: ¡estoy a la orden!

Miami 8 de mayo de 2020

Robert Alonso

Les recomiendo a mis lectores revisar la anterior publicación: “Operación Gedeón II

Robert Alonso Presenta

Web page Views: 1,252,815