El Otro Mantra…!!!

Todos conocemos y estamos harto de escuchar el “mantra” de la farsa oposición venezolana: “cese de la usurpación… gobierno de transición y elecciones libres”.  Al final del día estamos viendo que la usurpación no va a cesar, que no va haber gobierno de transición alguno y que las elecciones que planean no serán libres, ni la cabeza de un machete.

Pero el régimen también tiene su mantra, a juzgar por el Dr. Carlos Sánchez Berzaín: “…resistir en el poder a como dé lugar; desestabilizar las democracias que representan una amenaza para el régimen; politizar el escenario y negociación eterna…”

 El Diálogo de Castro

 En 1978, Fidel Castro propuso un diálogo nacional y extra-territorial.  De ahí surgieron los llamados “dialogueros”, aquellos zocotrocos o HDLGP que promovían esa maroma.  En aquella oportunidad, el digno y patriótico presidio político cubano, publicó el siguiente manifiesto histórico, el cual plasmamos en nuestro libro “Regresando al Mar de la Felicidad”:

Manifiesto de los Prisioneros Políticos Al Pueblo Cubano de la Isla, en el Exilio

Y a la Opinión Pública Mundial

 

Nosotros, los abajo firmantes, los prisioneros políticos que hemos resistido con firmeza, durante casi veinte años, los malos tratos del más represivo sistema penitenciario de América, sabedores de que formamos parte de una interminable hilera de mártires que nos precedieron, habiendo sido informados de que la posibilidad de nuestra liberación se está usando como una artera maniobra que podría implicar seriamente a los exiliados y que podría afectarnos directamente a nosotros, declaramos por el presente documento en esta memorable fecha, de manera clara y precisa, nuestra posición:

Primero –  Abogamos por la libertad de todos los prisioneros políticos sin excepción y por la reunificación de las familias cubanas. Esto requiere solamente que a) se den las órdenes oportunas para que se abran las puertas de todas las cárceles políticas de Cuba a fin de que los hombres y las mujeres que tanto han sufrido queden en libertad y puedan reunirse de nuevo con sus familias; b) se permita a los cubanos que residen en tierra cubana o en otros países salir de Cuba o entrar en ella, tal como han venido solicitando o puedan pedir en el futuro, para que puedan unirse temporal o definitivamente con sus familias.

Ninguna de dichas medidas requiere diálogo alguno. Que el gobierno de Castro actúe haciendo lo más oportuno si desea realmente rectificar su actual política de dispersión de la familia cubana. Los que han llevado el dolor y el odio a los hogares cubanos, que han divididos y mantenido divididos a los miembros de la familia cubana, carecen de categoría moral para concitar un diálogo.

Segundo – Rechazamos el diálogo entre el gobierno de Castro y los llamados representantes de los cubanos en el exilio; diálogo que, teniendo en cuenta nuestra experiencia de horrores y malos tratos, y la característica mala fe con que suele proceder el régimen, no es más que una farsa montada por el señor Castro para engañar al pueblo cubano y al mundo. A la comunidad cubana en el exilio se le está desorientando y dividiendo mediante vacías palabras de paz y conciliación mientras, en realidad, se hacen sutiles esfuerzos para provocar antagonismos entre los exiliados cubanos que, al no poder vivir bajo las despóticas condiciones que reinan en su país, han encontrado refugio y establecido sus hogares en otras tierras. 68

Tercero – Rechazamos cualquier forma de diálogo o acuerdo en virtud del cual se nos conceda la libertad en condiciones preestablecidas. Nadie, ningún grupo o persona de la comunidad cubana de exiliados está autorizado para negociar nuestra libertad con el gobierno de Castro a cambio de concesiones por nuestra parte. Nuestra libertad debe ser incondicional; lo que es conforme a nuestra postura histórica estoicamente mantenida. Así nadie podrá pretender que nuestra liberación, cuando tenga lugar, es un logro suyo.

Cuarto –  Si Castro y su gobierno creen que es poco el precio pagado por los prisioneros políticos con su saldo de mártires, inválidos, enloquecidos y mutilados, con sus heroicas mujeres, envejecidas en la cárcel, pero firmes aún en sus principios frente a las palizas y al largo confinamiento; si creen que la inmensa suma de sufrimientos y dolores humanos padecidos durante sus años de presidio han sido pequeños, que hagan lo que quieran. Estamos decididos a conservar nuestra moral para poder mantenernos firmes y resueltos contra la tiranía, tal como hemos hecho durante los últimos veinte años.

No negociamos nuestra libertad porque nuestros principios no son negociables…

Estas palabras definen nuestra postura de modo claro e inequívoco. Adjuntamos – aparte – nuestras firmas, apoyadas por todos los años de sufrimiento que nuestro amor a Cuba ha exigido a nuestras vidas.

Cárcel de La Habana del Este, 10 de octubre de 1978

 

Hay no pocos ANORMALOS, ANORMALAS, IMBÉCILOS e IMBÉCILAS que me acusan de recurrir a la historia para pronosticar el futuro.  En una oportunidad advertí que quien se basa en la historia, puede que pierda un ojo… pero quien la obvia: ¡puede perder la cabeza!

La historia suele repetirse, sobre todo: en torno de los mismos actores.  De sobra sabemos cómo van a proceder los gobiernos “americanos” frente a nuestras desgracias.  No hace falta ser adivino para saber qué hará el castro-estalinismo internacional para permanecer en el poder y ahora, más recientemente, hemos aprendido el papel recurrente de esa falsa oposición para oxigenar y mantener la vigencia de la tiranía a la cual sirve y de la cual se nutre.   El Dr. Carlos Sánchez Berzaín, por cierto: ¡no ha descubierto el agua tibia!

Si Uds. quiere saber quién es el Dr. Carlos Sánchez Berzaín, les recomiendo que visiten la página de nuestro portal titulada “¡Guaidó Coño e’tu Madre!”

Existen en las redes, “analistas de Logroño”, que no son analistas ni son un coño, que andan asegurando que a Maduro le queda poco en “el poder”.  Puede que sí… puede que no.  Eso nadie lo sabe.  Son analistas que nutren su ego gracias a una cuerda de seguidores más ANORMALES que ellos mismos y creen todo lo que leen.

Maduro es una pieza importante para el engaño… para el guaraleo.  Puede ser reemplazado en cualquier momento, como  puede que lo tengamos en Miraflores hasta que se muera de viejo: ¡o de merma!  Cumple una importante función para el castro-estalinismo internacional y mientras sea útil y necesario, ahí lo tendremos como “jefe de estado”.  Asegurar que está por salir o que lo tendremos para siempre, sería una aseveración de imbéciles.  Más allá de tal cosa, el que Maduro salga o se quede, nada le aportará a la desgracia o al beneficio de Venezuela y de sus habitantes.  Maduro es, simplemente: ¡un parapeto circunstancial!

Miami 28 de julio de 2019

Robert Alonso

Biografía

Índice de artículos el portal

Robert Alonso Presenta

Web page Views: 786,622