El Síndrome…!!!

 

Eloy Gutiérrez Menoyo nació en España, hijo de unos “socialistas” (comunistas) republicanos.  Al finalizar la guerra civil española, su familia se mudó a Cuba.  Un hermano de Eloy murió el 13 de marzo de 1957 en el asalto al palacio de gobierno en La Habana, para acabar con la vida y la dictadura del General Fulgencio Batista.

Gutiérrez Menoyo se alzó en las montañas del Escambray, provincia de Las Villas, Cuba y llegó a ser su jefe máximo.  Su movimiento no tenía nada que ver con el Movimiento 26 de Julio, liderado por Fidel Castro desde la Sierra Maestra.

Al caer Batista, Gutiérrez Menoyo fue reconocido como uno de los “comandantes históricos” de “la revolución” castrista, pero ahí mismo tuvo diferencia con los Castro y se exilió en Estados Unidos, donde organizó una pequeña invasión (un desembarco) en Cuba.  Fue capturado y condenado a muerte, pero su sentencia reducida luego a 30 años de presidio.

Luego de 22 años de supuesta prisión, fue liberado el 20 de diciembre de 1986.  Salió al exilio y recorrió muchos países, donde fue recibido como un héroe… sin embargo, en cada uno de esos países su discurso era pedirle la renuncia a Fidel Castro.

 

 

El romance entre la línea tradicional del exilio cubano de Miami y el famoso guerrillero fue breve. El 20 de enero de 1993 fundó Cambio Cubano, agrupación que abogaba por una reconciliación con el gobierno de Cuba y una salida pacífica del régimen narco-castro-estalinista.

En junio de 1995, Gutiérrez Menoyo viajó a La Habana y se reunió con Fidel Castro. Los principales miembros del exilio cubano en Miami tildaron a Gutiérrez Menoyo de traidor y “dialoguero“.

En 2003, sin el permiso oficial del régimen, se mudó permanentemente a La Habana. Su intención fue la de crear un espacio político y lograr una apertura política.

Finalmente, debido a diversas complicaciones de salud, falleció en La Habana el 26 de octubre de 2012, luego de 9 años de cohabitar con los Castro.

Pero Eloy Gutiérrez Menoyo no fue el primer prisionero cubano que salió en libertad para terminar cohabitando con los Castro, interna o externamente.  En el exilio cubano de Miami hay unos cuantos que sufrieron del mismo “síndrome”, que ahora llamamos “El Síndrome Eloy Gutiérrez Menoyo”.

 

 

Edgar Zambrano

De ese síndrome se contaminó el primer vicepresidente de eso que en Venezuela llaman la Asamblea Nacional.  Salió de su supuesta prisión para seguir promoviendo diálogos y componendas, por la vía política, pacífica, democrática y constitucional.

Según escuchamos en la entrevista que hemos publicado arriba, Zambrano no considera enemigos a quienes le entregaron Venezuela a los Castro, mucho menos a quienes hicieron posible, desde la FALSA OPOSICIÓN, que el régimen narco-castro-estalinista se mantuviera en el poder.

Curiosamente, Eloy Gutierrez Menoyo tenía, sobre Castro, un discurso muy similar, que podemos leer en un comunicado de prensa de “Cambio Cubano”, de su autoría.

Zambrano aboga por una renovación del CNE, la cual – de no ser posible a través del “diálogo” – se acuda al TSJ de Venezuela.  ¿Y de las actas de la traición qué?  ¿Quiénes, cuándo y cómo se va a depurar el padrón electoral, donde hay registrados más de 5 millones de electores inexistentes, un millón y medio de los cuales está reconocido por las partes, según consta en el acta que todavía está publicada en el portal del CNE?

Mientras tanto “el guaraleo” continúa eternamente y todos esos opositores de Logroño terminarán muriéndose, ya ancianos, en un geriátrico: ¡sin comida ni medicamentos!

Miami 21 de septiembre de 2019

Robert Alonso

 

Robert Alonso Presenta

Web page Views: 965,505