Ésta es la estrategia libertaria!

Muchos andan debatiendo si es procedente o no una marcha hacia Miraflores.  ¿Una marcha hacia Miraflores para qué? ¿Para que maten a un centenar de venezolanos y neutralicen la VERDADERA LUCHA en unos minutos?

Marchar hacia Miraflores no tiene sentido alguno.  Se trata de ir a un matadero físico, ya no electoral… matadero al cual también los quieren llevar esos líderes apátridas que se llaman opositores.

Imaginen a centenares de miles en cada ciudad de Venezuela, bloqueando las intersecciones más cercanas a sus viviendas, a sus casas, a sus refugios… ¡a sus guarimbas! (“Guarimba” quiere decir “refugio”, no barricadas).

El 95% de Venezuela está sufriendo lo inimaginable.  Muy pronto no tendrán electricidad: ¡punto!  No tendrán agua: ¡punto!  OJO: no es que la luz se va a ir por unos días seguidos: ¡no!  Simplemente NO TENDRÁN ELECTRICIDAD y sin electricidad: ¡NO HABRÁ AGUA!  Los entendidos aseguran que en el Guri solamente queda un transformador medianamente-sano y cuando ese transformador explote: ¡adiós Luz que te apagaste!  ¿Se imaginan el horror?

Si el 95% de los venezolanos está sufriendo lo indecible y ese sufrimiento, aunque parezca increíble, se incrementa en las próximas semanas: ¿no valdría la pena SUBLEVARSE cuanto antes?

Los estrategas aseguran que si el 30% de un país se subleva de manera GENERALIZADA Y SOSTENIDA, no hay fuerza capaz de neutralizar la sublevación.   Y para SUBLEVARSE no se necesitan armas.  No se necesita de un líder.  No se necesita de la ayuda internacional.  No se necesita de entrenamiento ni de un financiamiento.  ¡Se necesita el 30% del pueblo!

Dicen por ahí que Venezuela tiene 30 millones de habitantes, de los cuales la mitad es mayor de edad: 15 millones.  El 30% de 15 millones representa 4 millones y medio de venezolanos.  Un millón y medio que se subleve en Caracas, otro millón en Maracaibo, otro en Valencia y, por supuesto: ¡otro en San Cristóbal!  Una vez que esos 4 millones y medios paralicen el país en esas cuatro ciudades, se unirían más ciudades y pueblos: ¡y más venezolanos!

¿Qué hacer cuando todo esté trancado DE MANERA GENERALIZADA Y SOSTENIDA?  Ah… ahí está el detalle.

En primer lugar, harán lo que les venga en gana, dentro de sus posibilidades.  Algunos vivirán cerca de sedes gubernamentales y podrán hacer funcionar la imaginación.  Reinaría el caos… ¡la anarquía!

Si revientan fuegos en distintas partes de una ciudad… o de varias: ¡los bomberos no podrían controlarlos, porque no habría acceso!   Los colectivos no podrían transitar libremente por las calles, porque están bloqueadas y sería muy riesgoso para ellos tratar de sortear los escombros.  Como se supone que la paralización sería GENERALIZADA Y SOSTENIDA (y si no lo es: no funcionaría la sublevación), de nada vale sacar las tanquetas, las ballenas ni los rinocerontes.

¿Cuánto duraría ese caos anárquico?  ¡No mucho!  Sería la manera que tendría el pueblo sublevado de invocar – SIN CONTAR CON LOS DIPUTADOS APÁTRIDAS DE LA ASAMBLEA – el fulano numeral 11 del artículo 187 de la odiosa constitución bolivariana, mejor conocida por el remoquete de “La Bicha”.

La comunidad internacional experimentaría pérdidas atroces.  El crudo podría dispararse a niveles insospechables a nivel mundial.  Todos los infiernos se desatarían a todos los niveles.  Como hay que evitar – A TODA COSTA – la confrontación, los muertos y los mutilados serían muchísimo menos que en otras opciones.  Los hoteles estarían abarrotados de extranjeros… los diplomáticos encerrados en sus sedes diplomáticas… no saldría petróleo en ninguna de sus formas.  No entraría ayuda.  Los puertos y aeropuertos estarían inoperables. ¡El caos GENERALIZADO Y SOSTENIDO!

¿Cuánto duraría ese escenario?  ¡Muy poco!  Más temprano que tarde se verían los resultados.  Lo más probable es que Venezuela reciba una “fuerza de paz” de los cascos azules… u otras “fuerzas conjuntas”.   Algo tendrían que hacer.

Podría suceder una IMPLOSIÓN MILITAR al estilo de Filipinas.

Pero el mayor logro, después de haber liberado, DE VERDAD-VERDAD, a Venezuela, sería que los venezolanos (y gran parte del mundo), aprenderían cómo sacudirse de una tiranía en un dos por tres… y el que venga detrás, si se pone con cómicas: ¡sufriría los efectos de una nueva “guarimba libertaria”!

¿Por dónde debe comenzar “La Guarimba”?

Ah… ahí está el detalle.  Según aseguraba Hugo Chávez, a partir de cuatro “escuálidos” se puede embochinchar a Venezuela…!!!

Habría que ver dónde están esos “cuatro escuálidos”.  Tal vez en “gochilandia”.  Basta que comiencen esos “cuatro escuálidos” para que se produzca el “efecto dominó” que tanto temía Chávez y para evitarlo, llegó a amenazar a toda su plana mayor si permitía que se desatara una segunda “guarimba” en enero de 2009.

 

En las manos de Uds. está la solución…!!!

 

 

Miami 11 de abril de 2019

Robert Alonso

Robert Alonso Presenta

Web page Views: 424,552