La ayuda humanitaria

Feb 04, 2019 – ¿Por qué los Castro no permiten que la “ayuda humanitaria” entre a Venezuela? Muy sencillo. Para custodiar los insumos, se supone que los mismos sean compañados por un contingente militar. Así de sencilla es la “guarandinga”. Para los Castro, el ingreso de esa “ayuda humanitaria” sería equivalente a una “invasión velada” a una pequeña escala, que se podría convertir en una invasión “con todos los hierros”. Es así de sencilla “la cosa”.

Todavía, al menos para mí, no está claro dónde están los insumos de la “ayuda humanitaria”. Hay mucha desinformación e “informaciones cruzadas” de “buena fuente”. Lo último que leí y escuché por ahí, es que los insumos se encuentran, a buen resguardo, en la ciudad colombiana de Cúcuta, frontera con Venezuela… gracias a los buenos oficios del presidente Duque, quien – aparentemente – ha recibido el agradecimiento del presidente interino, Juan Guaidó.

Notarán que empleo comillas y las advertencias de “presuntamente”, “aparentemente” y otras, porque ya nada es confiable. Bolton le mandó un mensaje a Maduro con el famoso cuaderno de los 5.000 soldados, pero todavía – aparentemente – no ha llegado el primero a Colombia, si vamos a creer lo reportado en la madrugada de hoy por periodistas colombianos desde el mismo puente Simón Bolívar, que separa San Antonio (Venezuela) de Cúcuta (Colombia). Según ese reportaje audiovisual, ni ha llegado insumos, ni han llegado militares a Cúcuta. ¡Vayan Uds. a saber!

Según “yque” esa “ayuda humanitaria” entraría a Venezuela antes de la medianoche de ayer domingo, 3 de febrero. El Presidente Duque advirtió que a Maduro le quedaban horas… pero esas horas que han transcurrido, “en sana paz”, lo ha venido favoreciendo enormemente.

Ahora bien. Así como hay que aprender a leer “entre líneas”, hay que aprender a escuchar, también: ¡entre líneas! Escuchar “entre líneas” es lo que acabo de hacer, de cara a las declaraciones que ha dado – el 29 de enero – el diputado MARXISTA-COMUNISTA, Miguel Pizarro… curruña de Guaidó, por cierto, quien fuera miembro de la “Avanzada Progresista” para terminar aterrizando en Primero Justicia, donde milita hoy.

Si uno escucha el video de Pizarro que aquí les anexo, a partir del minuto 40, encontrará algo tremendamente interesante. Según entiendo, está – “veladamente” – indicando (¿o proponiendo?), que esos insumos sean introducidos a Venezuela por el estamento civil venezolano: ¡nada de militares extranjeros! Ataca, de manera furibunda, al régimen, pero – ¿veladamente? – le “saca las castañas del fuego”, ¿propiniendo? un traslado “light” de los insumos que compondrían esa “ayuda humanitaria”. Para eso le pide permiso a los militares (venezolanos) y solicita la cooperación de instituciones civiles venezolanas, iglesias, ONG’s y paremos de contar.

Muchos entendemos que parte de la “estrategia” de ingresar a Venezuela esa “ayuda humanitaria”, supondría un GRAN RETO para Maduro, ya que se estaría poniendo a prueba la lealtad que – POR AHORA – le ha brindado el estamento militar, una lealtad clave para la decisión de un lado u otro para ponerle punto final a la “crisis”, sea deponiendo al régimen tiránico narcocastro-estalinista… o negociando con él para darle paso a la infernal “cohabitación”, de la cual tanto se venía hablando, con mucha insistencia, antes de que nuestro amigo Guaidó se pronunciara.

Pudiera no ser nada lo del ojo: ¡pero lo llevaba en la mano!

Robert Alonso

Miami 4 de febrero de 2019

Robert Alonso

Robert Alonso Presenta

Web page Views: 289,734