¡ La Culpa es de Uds. !

Apenas Castro llegó al poder, en enero de 1959, miles de cubanos se levantaron en resistencia VERDADERA: ¡con todos los hierros!

Si bien Fidel Castro contaba con la aceptación de la inmensa mayoría de los cubanos (muchísima más aceptación que la que tuvo Chávez cuando fue electo), el “Movimiento 26 de Julio”, liderado por “La Bestia del Caribe”, no fue el único grupo que luchó  para reponer la democracia en la isla de Cuba, a través del derrocamiento del dictador Fulgencio Batista; tema histórico para otra publicación.

Ahí mismo, a Castro se le comenzaron a voltear algunos de sus comandantes “históricos”, como Huber Matos y Camilo Cienfuegos, entre muchos otros. Se organizaron movimientos subversivos que llevaron a cabo infinidades de sabotajes. Los cubanos no dejaron de morir frente al paredón de fusilamiento; se estima que fueron más de 70mil los fusilados, entre algunas mujeres y varios menores de edad… eso, sin contar las “desapariciones” extra-judiciales, como el famoso caso del “Americanito”, un muchacho de 18 años que fue herido en combate, capturado por las hordas de Castro y desaparecido hasta el día de hoy. Como él: ¡muchos!

Los cubanos anti-castristas organizaron dos guerrillas importantes: una, la más famosa y heroica, en las Lomas del Escambray (llamada por el régimen “La Lucha Contra Bandidos”) y la otra, de menor magnitud: en los llanos de Camagüey.

Cientos de miles de cubanos de ambos sexos pasaron por las infrahumanas prisiones de los hermanos Castro. Miles de los prisioneros murieron mientras estaban en prisión. En Miami hay un museo para honrar la memoria de los caídos dentro de las prisiones castristas:

 

Bahía de Cochinos

Los cubanos tuvieron una gran oportunidad de deponer al régimen de los Castro, que ya se perfilaba – hacía bastante rato – como comunista y, más que comunista: ¡como estalinista! Esa oportunidad se pudo haber dado a partir del 17 de abril de 1961, cuando mil y tantos jóvenes valientes cubanos desembarcaron en Playa Girón, en la Bahía de Cochinos. Ese gesto valeroso y heróico pasó a la historia como “La Invasión de Bahía de Cochinos”.

La operación, inicialmente, fue planificada durante la administración de Dwight “Ike” Eisenhower.   Cuando el entonces vicepresidente de EE.UU. Richard Nixon, perdió la contienda electoral frente a John F. Kennedy, el plan pasó a las manos de los infaustos hermanos demócratas (John y Robert), hijos de un malsano y connotado mafioso irlandés-estadounidense: Joseph Kennedy.

Ya con los Kennedy en la Casa Blanca, se conformó la “Brigada de Asalto 2506” con poco más de 1.300 combatientes: ¡todos cubanos! Sin embargo, la invasión fue vil, cobarde y MISERABLEMENTE traicionada por la administración Kennedy, dejando a los muchachos en tierra cubana, sin municiones, sin el apoyo logístico que había sido acordado: ¡sin nada! Cuando Manuel Artime, el líder político de la brigada (quien desembarcó en Playa Girón), vio irse a la flota naval estadounidense con el rabo entre sus patas, exclamó, en medio de la metralla castrista: “en las estelas de esos barcos, navegan 200 años de infamia!

Crisis de Octubre

En octubre de 1962, los “americanos” – ¡por fin! – creyeron en los reportes de inteligencia que los cubanos anticastristas enviaban desde Cuba a la CIA, arriesgando sus vidas. Por cierto: ¡una cuerda de pendejos, esos agentes de la CIA! Revienta así lo que la historia recogió como “La Crisis de Octubre” o “La Crisis de Los Misiles”.

 

 

 

El mundo estuvo al borde de una catástrofe nuclear.  El 99.99% de los cubanos juraba que a Castro le quedaban minutos de vida. Moriría 54 largos años después: el 25 de noviembre de 2016.   Murió “tranquilo y sin nervios” en su cama de La Habana. Por fin se equivocó la recordada y adorada Abuela Carmelina, QEPD, cuando decía: “el que a hierro mata… ¡a hierro muere!

Los Kennedy capotearon la crisis, pero “le encimaron” al “Pacto K-K” (Krushchov-Kennedy) la garantía que desde suelo estadounidense, jamás podrían partir los cubanos anti-castrista para atacar a los Castro, con la finalidad de ver a una Cuba libre.   Así y todo, miles de incursiones clandestinas e ilegales salieron de EE.UU. a Cuba para llevar pertrecho de lucha, infiltrar guerreros cubanos y evacuar a los más comprometidos. Las prisiones estadounidenses se abarrotaron de cubanos condenados por violar el fulano “Pacto K-K”.

A raíz de aquella histórica crisis, los cubanos anticastristas siguieron en la lucha armada y conspirativa. Se dice que hubo más de 200 intentos de eliminar a “La Bestia”. Todos los movimientos subversivos, ABSOLUTAMENTE TODOS, fueron infiltrados por el régimen con la ayuda y guía de la KGB y de la STASI de la Alemania Oriental. Castro terminó venciendo y los cubanos terminaron aceptando la derrota en total depresión colectiva.

La Oportunidad en Venezuela

Los venezolanos no la tuvieron, ni la han tenido, tan dura frente al mismo enemigo: ¡el narco-castroestalinismo internacional! Allá abajo se han dedicado a votar, marchar y protestar, sin “La Espada de Damocles” de una “Guerra Fría”, ni el aporte logístico, militar y financiero de la Unión Soviética. Claro, a falta de “Guerra Fría”, de la URSS y de los hermanos Kennedy, los venezolanos han tenido, primero… a la “Coordinadora Democrática”; después a la “MUD” (que viene siendo lo mismo) y ahora: ¡a Juan Guaidó! Para rematar y como si fuese poco: en el año 2015 “eligieron” a una “asamblea general” mayoritariamente “opositora”: ¡que los terminó de joder!

Por supuesto, los venezolanos han tenido otros inconvenientes. Han tenido a un presidente, Donald Trump, que siendo – supuestamente – un anti socialista radical: ¡ha venido financiando y promoviendo a socialistas “opositores”. No solamente eso. Están los elementos de la cobardía, de la flojera y, sobre todo: ¡DE LA CORRUPCIÓN! Millones y millones de venezolanos no pueden ver un “negocio”, porque se matan entre ellos.

La gran oportunidad de los venezolanos se presentó entre el 27 de febrero y el 7 de marzo de 2004, cuando miles de venezolanos dignos se sublevaron en lo que se conoció como la Primera Guarimba. Chávez estuvo a punto de ser depuesto. Comenzó a “pedirle agua por señas” a la fulana “Coordinadora Democrática” y ésta terminó neutralizando la sublevación, con la intervención directa y voluntaria de uno que hoy se debe estar revolcando en las pailas eternas del infierno: ¡Pompeyo Márquez!

Otras dos Sublevaciones

Hubo otras dos oportunidades, en los años 2014 y 2017, que también fueron neutralizadas, a través del “diálogo” entre el régimen y la “oposición”. ¡Luego llegó Guaidó!

Los “Americanos”

No sabemos qué pasó con aquellos heróicos próceres venezolanos que les dieron la independencia a cinco naciones hispano-americanas. ¿Eran extraterrestres? ¡No lo sabemos!

Ahora la “esperanza blanca”, para el grueso de los venezolanos, son los “americanos” – “los gringos” – como despectivamente siempre se les ha llamado en Venezuela. Se les ha hecho creer a los ingenuos, infelices y nobles venezolanos, que “los americanos” les van a sacar las patas del barro: ¡las castañas del fuego!

Coronel (R) Antonio Guevara

He abierto esta publicación con un audio del Coronel (del ejército venezolano, en situación de retiro) Antonio Guevara, analista de seguridad y defensa. Arranca su audio de la siguiente manera: “…lo siento si esto no es lo que todos quieren oír…” Porque ese es otro de los grandes errores que ha cometido el grueso de los venezolanos: ¡querer que le digan lo que quiere oír!

Guevara repite lo que muchas veces hemos escuchado de boca de otros expertos y la escucharemos, nuevamente, de boca de uno de los personajes más importantes de la DEA (ya retirado), Mike Vigil: “¡el mundo ha cambiado!” Para complicar más las cosas, tanto Vigil como Guevara, recuerdan que el mundo atraviesa una crisis jamás imaginada: ¡la pandemia del coronavirus!

Como habrán escuchado de boca del Coronel (R) Guevara, con detener a Maduro y a Diosdado no se resuelve el pastel… aunque mucho gusto nos daría. Habría que eliminar a los colectivos, a la delincuencia común, a las FARC, Al ELN, Hezbollah, a los cubanos narco-castroestalinistas del ECO (Ejército Cubano de Ocupación)… al “poder popular” y paremos de contar. Pero por encima de todo, añado yo: ¡habría que eliminar a la cuerda de HDLGP de la fulana “oposición”.

Según Guevara, limpiar a Venezuela de todas esas lacras – incluyendo a los malparidos de la FALSA OPOSICIÓN (agrego yo) – llevaría tiempo. ¿Un nuevo Vietnam, como mencionó uno por ahí? ¿Un nuevo Irak o Afganistán en el medio del soberano desastre por el cual atraviesa la humanidad en estos momentos, donde no sabemos cómo quedará la correlación de fuerza mundial una vez que esta pesadilla termine: si es que termina?

Falsas Esperanzas

Al régimen de los Castro en Venezuela le conviene – ¡ENORMEMENTE! – que se creen falsas esperanzas sobre la liberación de Venezuela. Muchos medios e individuos en particular, lo hacen por ignorancia: ¡otros por maldad! Crear falsas esperanzas genera, al final del túnel, un incremento de la desesperanza: ¡de la depresión colectiva! Aquellos que les hacen creer a los pobres, infelices, inocentes y nobles venezolanos que la liberación está a la vuelta de la esquina… o son IMBÉCILOS, IMBÉCILAS: ¡o son HDLGP!

Mike Vigil

Este personaje acaba de ser entrevistado por Napoleón Bravo. Fue uno de los agentes más importantes de la DEA. A Vigil no le parece que Maduro esté en peligro inminente: ¡todo lo contrario! Para Vigil, como para el Coronel Guevara: ¡el mundo ha cambiado! De hecho, ni Vigil, ni Guevara ni nadie puede saber hoy – 11 de abril de 2020 – cómo ha cambiado el mundo. Habrá que esperar a que se termine la fulana pandemia.

Pero Vigil dice algo IMPRESIONANTE. Según él – y debe de estar muy enterado o en “conocimiento de causa” – todo ese despliegue de fuerza ordenado por el Presidente Trump frente a las costas de Venezuela y de Colombia (por el Pacífico), obedece a una razón política interna. En otras palabras, según Vigil, Trump está aprovechándose de la desgracia (y de las desesperadas esperanzas de libertad) del pueblo venezolano (unos 30 millones de seres humanos), para desviar la atención de los errores que – según Vigil – ha cometido Trump con el tema del coronavirus.

De estar Vigil en lo cierto, el presidente Trump no podría mostrarse más MISERABLE. Veremos en qué termina ese “bloqueo” naval y aéreo convocado por nuestro presidente, Donald Trump. Si se llegase a determinar que Vigil tenía la razón: ¡el infierno se quedaría corto para Trump!

¿ Solución ?

Difícil decirlo. Mi abuela Carmelina, QEPD, solía advertir: “si tú quieres que algo se haga bien… ¡hazlo tú mismo!” No se me ocurre mejor recomendación para el mancillado, engañado, burlado, “guaraleado”, humillado y pisoteado pueblo venezolano.   Si Uds. quieren ver liberada a Venezuela: ¡libérenla Uds. mismos!   Después de todo, estamos hablando de una población de unos 30 millones de habitantes, donde dicen que la mitad son adultos: ¡15 millones! ¿Se imaginan a 15 millones de venezolanos adultos tomando todas y cada una de las ciudades y pueblos de Venezuela? ¿Quién los para?  Solamente para recordarles tal escenario, aquí les dejo este video:

Miami 11 de abril de 2020

Robert Alonso

Robert Alonso Presenta

Web page Views: 1,327,288