La “Lista Guaidó” Vs. las “Células de Resistencia”

La resistencia – ARMADA – francesa, fue un conjunto de los movimientos y organismos de resistencia franceses frente a la ocupación nazi de Francia y al gobierno colaboracionista de Vichy durante la Segunda Guerra Mundial.

Contó, por un lado, con la Resistencia Exterior que se organizó en el exilio en torno al general De Gaulle a partir del 18 de junio de 1940 y que englobó a las Fuerzas Francesas Libres y, por otro lado con los movimientos de Resistencia Interior, conocida – propiamente – como “La Resistencia”.  Para incrementar los cuadros de La Resistencia, se creó en Francia el sistema de “células de resistencia”, donde cada líder de célula reclutaba a NO MÁS DE CINCO combatientes, de la entera confianza del líder.  El líder contraía el compromiso de suicidarse, a fin de parar la cadena, de caer prisionero uno de los miembros de su célula.

Claro que el escenario venezolano, “POR AHORA”, no es igual al francés del los años 40’s sin embargo,inspirados en la organización de la resistencia armada francesa, nuestro movimiento, “El Movimiento de Resistencia Nacional de Venezuela”, publicó – en el año 2008 – “El Manifiesto de la Nueva Lucha”, que más tarde fue llamado: “El Manifiesto de la Liberación”.

La etapa más sencilla – Y LA MÁS IMPORTANTE – de toda sublevación cívica es la creación de “células de resistencia y estos son los pasos a dar:

PRIMERO – Debemos imprimir SEIS copias del “Manifiesto de La Liberación”, el cual puede ser bajado de la siguiente dirección cibernética: http://comoseperdio20.blogspot.com/

SEGUNDO – Debemos invitar a nuestra casa a CINCO amigos, familiares o compañeros de trabajo, de toda nuestra confianza, que estén del lado de la patria. Sería perfecto que estos individuos no se conocieran entre sí y que no trabaran amistad de ahí en adelante. No presenten a los invitados, ni divulguen sus nombres entre ellos… en el caso de que no se conozcan, claro.

TERCERO – En la reunión cada participante debe turnarse para leer un párrafo de este manifiesto, cuya copia habrá recibido al comienzo de la reunión.

CUARTO – Cada participante debe COMPROMETERSE a crear una célula de resistencia de la misma manera.

QUINTO – Debemos velar porque nuestros CINCO “núcleos” hayan cumplido la misión de crear una nueva “célula” cada uno.

SEXTO – Debemos estar pendientes de revisar constantemente nuestro sitio en la web, donde estaremos impartiendo información importante. ¡EN MENOS DE UN MES HABREMOS RECLUTADO A CASI 10 MILLONES DE HERMANOS DE LUCHA!  Por supuesto, esta operación no prosperó, porque la FALSA OPOSICIÓN – entre la cual se encontraba Juan Guaidó – le hizo creer al pueblo venezolano que votando iban a liberar a Venezuela de uno de los regímenes más infrahumanos, genocidas y amorales de la historia de la humanidad.  En consecuencia: ¡los venezolanos no perdieron el tiempo!  Lo que Venezuela vive hoy, que no es nada con lo que le falta por sufrir, es consecuencia de ese MISERABLE ENGAÑO, del cual – por cierto – participó, por acción o por omisión, nuestro gran líder Juan Guaidó.

Así se conforman las “células de resistencia”.  Sin embargo, a Guaidó le recomendaron que promoviera una especie de censo, con nombres, apellidos, cédulas de identidad, dirección teléfono… ¡en fin!  No sé de dónde salió la “grandiosa” idea.  Quisiera pensar que fue un “lapsus mentis” de quien se le ocurrió tal adefesio.   Pareciera que lo que Guaidó está buscando es una nueva “Lista Tascón”, pero con fines muchísimos más perversos, porque “los tiros están por comenzar”.

Y ya que estamos en esto, bueno sería recordar que hace unos días, los vecinos de la Av Fuerzas Armadas comenzaron a aplicar “La Guarimba Libertaria” y Guaidó les salió al paso, alegando que había que “reeditar” la estrategia de “La Guarimba Libertaria”, bajo el pretexto de las fallas en los servicios públicos… algo que todavía no entendemos del todo, pues no sabemos que tienen que ver los pelos de las pestañas con los pelos de “allá abajo”.

Si no fuese porque Guaidó es un líder “opositor”, juraría sobre la tumba de mi madre, que es un colaborador del régimen, al estilo de Arias Cárdenas, Manuel Rosales, Hermann Escarrá y – entre muchísimos otros: Henrique Capriles Ratonski.  Tal vez él era muy joven cuando en el año 2009 Chávez amenazó a toda su plana mayor de “rasparlos a toditos” si dejaban que se prendiera otra Guarimba.

 

 

Ah… y por no dejar, bueno sería recordarle a Juancito Trucupey que a Chávez lo que le ENCANTABA era que el pueblo opositor saliera a marchar y se congregara en plazas, parques y avenidas.  A Chávez lo que no le gustaba era “La Guarimba Libertaria”.

 

31 de marzo de 2019

Robert Alonso

Robert Alonso Presenta

Web page Views: 100,664