Le salió competencia a Trucupey!

 

La Abuela Carmeina, QEPD, solía asegurar que cuando había santos nuevos: ¡los viejos no hacían milagros!  “A falta de Guaidó: ¡buenos son paisas!”

La nueva esperanza blanca del sufrido pueblo venezolano (al menos en los estados fronterizos con la “hermana república”), es un personaje que atiende por el remoquete de “El Paisa”.  Es un sujeto que se ha convertido en un verdadero mito en los estados andinos de Táchira y Mérida.  Como muchos piensan que yo tengo contacto directo con los “paracos” (paramilitares colombianos), me han escrito para que les cuente sobre este supuesto nuevo Robin Hood cachaco.

 

 

Hay que comenzar por advertir que parece que existe un “Paisa” bueno… y un “Paisa” malo.  Para otros, hay un “Paisa malo”: ¡y un “Paisa más malo”!

Como ya el grueso de los venezolanos se ha dado cuenta de que con Juancito Trucupey no irá pal baile, ahora se aferra a la esperanza que supone este colombiano paramilitar, que para la mitología contemporánea: es un terrorista narco-traficante.

Así habrán deteriorado las esperanzas de libertad en Venezuela, que ahora un supuesto paramilitar colombiano es la “tabla de salvación” para ese pueblo en pena: ¿qué tal?  ¡Donald Trump se quedó pendejo!

No.   No conozco al “Paisa”.  De hecho: no sé – siquiera – si existe.  Dicen que corta cabezas y que violó, personalmente, a Freddy Bernal: ¡guácatela!  Ya por ahí no lo “endoso”.  Cualquier hombre que tenga una erección frente a otro hombre, tendría que ser evaluado seriamente… ¿pero tener una erección frente a Freddy Bernal?  ¡Paso y gano!

Si es cierto que el “Paisa” se raspó al Freddy… lo quiero bien lejos y que mi “amigo” Jaimito Bayly me perdone.  También dicen que le cortó la cabeza a uno de los guardaespaldas más arrechos de Bernal.  De ser cierto esto último: tendría un punto a su favor.  Sin embargo, así de mal estarán las esperanzas del pueblo venezolano, cuando ahora veneran a un colombiano paramilitar, que de paso es – supuestamente – bisexual y, para colmos: ¡narco!

Otros no.  Otros son más conservadores y están esperando que Iván Simonovis, en compañía de Carlos Vecchio, libere a Venezuela desde el congreso federal estadounidense.  ¡Cada loco con su tema!

¿Y qué será de la vida de la MariCori Machado?  Bien: ¡gracias!

Ah… pero para ponerle la tapa al pomo, ya Trucupey se inventó una lista con el fin de registrar a todos aquellos venezolanos que están comiendo cochino del bueno en el exterior para que se animen a regresar a Venezuela…a pasar calor y sed, sin aire acondicionado y sin agua; para reconstruir el país sorteando el terrible peligro del hampa común y los huecos de las calles, carreteras y autopistas.  Entre los comisionados por Juancito Trucupey para colaborar en la organización del susodicho listado, está – nada más y nada menos – que la jamás bien-ponderada Mimi Lazo.

No era nada lo del ojo: ¡y lo llevaba en la mano!

Miami 25 de junio de 2019

Robert Alonso

Biografia

Robert Alonso Presenta

Web page Views: 655,594