Los Cambios que da La Vida…!

Tuve un gran amigo a quien le decíamos “El Candidatico”, porque, unos centímetros menos: y hubiera sido enano de circo.  A pesar de ser extremadamente acomplejado por su diminuta estatura, era mi amigo.  Sin embargo, jamás escuchó a la Abuela Carmelina, QEPD, sentenciar: “… si los pillos supieran la ventaja de ser honestos… ¡serían honestos por pillos!

El Candidatico”, cuando tuvo la oportunidad de darme una puñalada trapera por la espalda: ¡me la dio!  Hoy vive en Venezuela, pasando las mil y una penurias, aunque tiene un programa de economía los sábados: en la clausurada RCR.  Quién sabe… si no me hubiera pagado tan re-mal, tal vez lo hubiera podido haber ayudado desde aquí: desde “El Imperio Mesmo”.  Su hermano (mayor que él), quien tuvo que abandonar Venezuela antes de que llegara Chávez al poder, acusado de haberse puesto en unos reales durante “La Cuarta”, mientras fue director de Fundarte, pasó las de Caín en Miami hasta que se estabilizó gracias a que se casó con una cubana que le resolvió la vida.  Los dos hermanos, retacos ambos, tenían una especial pasión por las motosierras.

Total que “El Candidatico” era muy bueno echando chistes.  Uno de sus favoritos tenía que ver con la nueva versión, según él, del cuento clásico de “La Caperucita Roja”.

Resulta que, en su cuento, El Lobo se topó con la Caperucita Roja en el medio del bosque y le preguntó: “Caperucita… ¿a dónde vas tan tempranito por el bosque?”  Y la Caperucita le respondió: “al río… ¡a lavarme la totona!”  Jajajajajajaja…!!!”

Siempre disfruté de los chistes de “El Candidatico”, hasta que un día se pasó de vivo y me jugó mal, quedando – ante mí – como un mismísimo “mal-parido”: ¡un HDLGP!

Pero es cierto.  El mundo da muchas vueltas y los cuentos de ayer son totalmente distintos a los de hoy… y ahí está la prueba con el chiste de “El Candidatico”, quien se graduó de abogado en Venezuela… jamás litigó y a pesar de haber vivido un año en Montreal, no fue capaz de aprender francés.  Tendrá que morirse de merma en Venezuela: “¡pidiendo agua por seña!”, como hubiera sentenciado la Abuela Carmelina, QEPD.

¿A qué viene todo esto?  ¡Muy sencillo!  En mayo de 2004, el régimen de los Castro sembró en mi finca un centenar y medio de supuestos paramilitares colombianos, tal y como apreciamos en el video que hoy nos ocupa.  Cuando eso: ya yo tenía unos meses en el exilio de Miami.

 

La “antigua MUD”, llamada “Coordinadora Democrática” (el mismo perro con diferente collar), se apresuró a advertir que Robert Alonso no tenía – absolutamente – nada que ver con esa organización “opositora”: ¡lo cual era total y radicalmente cierto!

Pero no solamente fue la vaina esa que mentaban “Coordinadora Democrática”.  Durante muchos, muchísimos años, recibí insultos y reproches de infinidad de venezolanos anti-chavistas, quienes me acusaban de haber “inundado” a Venezuela con colombianos, los mismos a quienes hoy les suplican para que, junto a los brasileños y “americanos”, vayan a liberarlos.

Ahora resulta que el grueso de los venezolanos lo que quiere es ver sangre correr por las alcantarillas: ¡que entren los americanos, a punta de plomo parejo y resuelvan la desgracia de Venezuela de un solo guamazo!  ¿Qué tal?

Si tuviera una puya (un centavo… o un “kilo prieto”) por las veces que venezolanos anti-chavistas y anti-castristas me insultaron por – supuestamente – intentar sacar a los Castro de Venezuela por la vía de la violencia y no por la vía – democrática, pacífica y constitucional – que proponía la “oposición”: hoy fuera millonario en libras esterlinas.

Para muestra de lo que entonces se decía en mi contra, les recomiendo que se lean el artículo titulado “Cosas del Doctor Daktari”, de la pluma del fulano “Dr. Político” (Luis Enrique Alcalá), el “antichavista” MÁS CHAVISTA que he conocido entre tantos muchos.  En mayo de 2004, la inmensa mayoría de los venezolanos aplaudía el discurso de este “doctor”, sin embargo, hoy: ¡el 90% lo repudia!

Como hubiera dicho “Chivo Negro” (QEPD): “¡así son las cosas!”

Miami 24 de julio de 2019

Robert Alonso

Biografía

Índice de artículos de este portal

Robert Alonso Presenta

Web page Views: 688,165