¿Merece Chile lo peor?

Cada pueblo merece su destino.  El destino del pueblo chileno fue modificado, abruptamente y para bien, por mi General Augusto Pinochet… un hombre a quien Chile y el subcontinente americano deberían de haberle hecho una estatua más grande que el Empire State Building de Nueva York, pues evitó que Chile fuese destruido por el narco-castro-estalinismo internacional y se estableciera en ese país una base para, desde el sur, contaminar de castrismo a toda la América subcontinental.

Lo que han hecho con la hija de mi General Augusto Pinochet NO TIENE NOMBRE.  Pero la agresión no ha sido lo peor.  Lo peor… lo imperdonable, ha sido la pasividad con la cual el pueblo chileno ha tomado esa agresión en contra de la hija de un oficial chileno, que – en todo caso – no tenía participación alguna de lo que, para bien o para mal, hubiera hecho su padre.

El pueblo de Chile “hoy-día” (como dicen los chilenos), tiene que tomar una decisión.  El presidente, lamentablemente, ha claudicado ante las agresiones comunistas.  Le toca a ese pueblo defender su democracia… su derecho a vivir en paz, prosperidad y progreso (que no es lo mismo que “progresismo”).

El grueso del pueblo chileno NO PUEDE PERMITIR que la hija del general que salvó a Chile del destructivo narco-castro-estalinismo internacional, sea humillada y atacada de la manera más impune.  Si ese pueblo no se levanta en defensa de sus derechos: ¡merece lo peor!

Miami 15 de noviembre de 2019

Robert Alonso

Robert Alonso Presenta

Web page Views: 569,251