Operación Guaraleo!

Ayer le volvieron a mamar gallo en cruz al sufrido y muy-guaraleado pueblo de Venezuela: ¡es impresionante!

Habían anunciado, con bombos y platillos, que Carlos Vecchio se reuniría con el Almirante Craig  S. Faller, jefe del Comando Sur de Estados Unidos de América, para darles la impresión a los nobles e infelices venezolanos que la invasión gringa era inminente y así mantenerlos amansados… por un ratico más.

La Voz de América, el servicio de radio y televisión internacional del gobierno de Estados Unidos, le salió al paso al cuento chino desmintiendo tal reunión.  Se comentó que Faller había dicho que si Guaidó lo invitaba, él se reuniría con su enviado para conversar sobre la libertad de Venezuela.  Según Vecchio, esa invitación se dio y la cita era para ayer 20 de mayo: ¡pero no fue!  En su lugar, el jefe de la diplomacia guaidoriana en EE.UU., se reunió – sabrá Dios con quién – en unas oficinas del Departamento de Estado de Estados Unidos; tal vez en el “Departamento de Asuntos Sin Importancia” de esa institución. NTN24, por cierto, desinformó a su teleaudiencia, anunciando que la fulana reunión se dio entre Carlos Vecchio y el Comando Sur de EE.UU.

Vecchio NO VIAJÓ a la ciudad de Doral, en Florida.  Se quedó en Washington íngrimo y solo y a la “rueda de prensa” que dio en la capital de EE.UU., para anunciar “los avances”, fueron cuatro gatos viudos.

Entonces, como hubiera dicho el HDLG de Joselo (que Dios no lo tenga en su Gloria): “¿por qué engañan?  Yo que estaba tan emocionado esperando la fulana reunión con “los duros” y todo fue puro cuento chino gótico.

Por otro lado, y para ponerla la tapa al pomo, en la noche del 19 para el 20 de mayo, corrió este audio en el cual se nos hacía creer que ya las fuerzas combinadas de EE.UU., Brasil y Colombia estaban a segundos de entrar en territorio venezolano, advirtiéndoles a los venezolanos que por nada del mundo fueran a salir a las calles, porque los “colectivos” iban a imponer un toque de queda para aterrorizar a los infelices y nobles ciudadanos, especialmente en Maracaibo, Maracay y Caracas.

 

 

No sabemos, a ciencia cierta, si ese guaraleo – generalizado y sostenido – es producto de las malas intenciones o de la anormalidad de “nuestros” nuevos líderes.

Miami 21 de mayo de 2019

Robert Alonso

Biografía

Robert Alonso Presenta

Web page Views: 389,906