Se arrechó “El Cholito”…!!!

Los ANORMALOS, las ANORMALAS, los IMBÉCILOS y las IMBÉCILAS, los IDIOTOS y las IDIOTAS que adoran al “Cholito” (Jaime Bayly), juran que Cervantes se quedó pendejo a su lado en materia del manejo de la lengua española.  Claro, estamos hablando de ANORMALOS, de ANORMALAS, de IMBÉCILOS, de IMBÉCILAS: ¡de IDIOTOS y de IDIOTAS!  Uno no le puede pedir peras al “horno”.

“El Cholito” es un “lector de solapa”, como lo era Hugo Chávez.  Solamente lee las solapas de los libros, para luego decir que se leyó la obra completa.  Antes de cada programa se caletea algunas palabras rimbombante, QUE NADIE ENTIENDE y las suelta para dar la impresión de que maneja, adecuadamente, la lengua española.  Así son los cholitos.

Hace unos días se rio cuando el sátrapa del Canciller Arriaza, mencionó el verbo “reciprocar”, perfectamente aceptado por la Real Academia de la Lengua Española, RAE.

 

 

Al “Cholito” no le sonaba bien la conjugación de ese verbo, lo que divirtió a su audiencia: más ANORMALA que “El Cholito” mismo.  Pero sí… el verbo “reciprocar” se puede conjugar, es decir: enunciar o utilizar en sus diferentes formas

 

 

Pues bien… al segundo de haber publicado yo el video que Uds. pueden revisar arriba, “El Cholito” montó en cólera y le protestó al “robot” de Facebook, logrando que me suspendieran por el lapso de 30 días.  ¿Qué les parece?  No sé qué le molestó más al “Cholito”: su remoquete… o el haberlo corregido ante su supina ignorancia.

Lo cierto es que Facebook, atendiendo el reclamo de “El Cholito”, me suspendió por el largo lapso de 30 días, alegando que – a través de mi comentario sobre “El Cholilto” – estaba incitando al odio.  ¿Qué les parece?

 

 

Objetividad Vs. Subjetividad

“El Cholito”, como la inmensa mayoría de los hispano-parlantes, desconoce el VERDADERO significado del vocablo “objetividad”.

Lo OBJETIVO es relativo al objeto en sí mismo: independientemente de la manera de pensar o de sentir.  No es lo mismo ser OBJETIVO que ser IMPARCIAL.  La inmensa mayoría de los hispano-parlantes confunde LA OBJETIVIDAD con la IMPARCIALIDAD.

Lo SUBJETIVO, por el contrario, es lo relativo al modo de pensar o de sentir del sujeto y no al objetivo en sí mismo.  Lo OBJETIVO es la verdad irrefutable.  Lo SUBJETIVO es la manera en que cada quien “interpreta” esa realidad.   Veamos el siguiente ejemplo.

El 5 de agosto de 1951, el político cubano – Eduardo Chibás – se metió un tiro a sedal en la ingle, luego de haber advertido que ese sería su último aldabonazo, es decir: ¡su último alerta al pueblo cubano!  El tiro se lo metió “en vivo”, mientras se despedía de lo que sería su último programa radial.  Chibás había acusado al ministro de educación – Aureliano Sánchez Arango – de haberse enriquecido gracias a la corrupción galopante que imperaba en la Cuba de entonces, a quien había retado a un debate a realizarse en su programa.  Aparentemente, Chibás no tenía las pruebas para demostrar la veracidad de sus denuncias y cuando se dio cuenta de su error, decidió – supuestamente – acabar con su vida.

Quien se va a suicidar de un disparo, lo lógico (lo “tradicional”) es que el blanco sea la sien, no la ingle, por lo que muchos alegaron que Chibás no tenía intenciones de acabar con su vida… que todo era un ardid publicitario para llamar la atención.  Sin embargo, el cuadro clínico se complicó y a los pocos días Chibás terminó muriendo, producto de una septicemia.

La descripción OBJETIVA de los hechos es que Eduardo Chibás se efectuó un disparo a sedal en la ingle, el 5 de agosto de 1951, siendo las 8:01 de la noche en los estudios de la CMQ en La Habana, Cuba… evento que es innegable.  Esa es la “noticia objetiva”, que nadie puede negar.  Noticia OBJETIVA, también, fue el disparo que recibió John F Kennedy en Dallas, Texas, el 22 de noviembre de 1963.

Ahora bien… toda “noticia OBJETIVA” tiene su “noticia SUBJETIVA”.  Por ejemplo… en el caso de Chibás, muchos alegaron que jamás su intención fue la de acabar con su vida.  Ya eso es SUBJETIVO.  Si hiciéramos una sesión espiritista y “bajara” el espíritu de Chibás y le preguntáramos si, en efecto, él tenía en mente suicidarse aquel 5 de agosto de 1951, ese espíritu nos podría asegurar que sí… porque esa es la versión política que más le cuadraba a Chibás… aunque la respuesta fuese mentira.

Jamás se supo quién le disparó a Kennedy… ¿o quiénes?  La versión “oficial” es que fue Lee Harvey Oswald, pero eso NO ESTÁ PROBADO DEL TODO.  Muchos alegan que fue imposible que Oswald pudiera haber hecho “el disparo milagroso”… ¡en fin!  La “subjetividad” da para todos los gustos y colores, porque es parcializada: depende del “ánimo” o del interés de cada quien.  No cabe la menor duda de que Kennedy murió de un disparo en la cabeza y esa es la “noticia OBJETIVA”.  Lo que no está claro es quién o quiénes efectuó o efectuaron ese disparo que acabó con su vida: ¡y esa es la parte “SUBJETIVA”!

“El Cholito”, como la inmensa mayoría de los IGNORANTES, confunde OBJETIVIDAD con SUBJETIVIDAD… o lo que es lo mismo: REALIDAD con IMPARCIALIDAD: ¿o PARCIALIDAD?

En una oportunidad que “El Cholito” me invitara a su show, mientras estábamos en comerciales, mi hija siguió grabando lo que se conversaba en el estudio: fuera de cámara.  Aquí lo vemos acusando a “su amigoJorge Ramos de no ser OBJETIVO… es decir: ¡de parcializar la información!  Parcializar la información es un TERRIBLE PECADO MORTAL para un periodista, porque destruye su credibilidad.  La CREDIBILIDAD es el activo más importante de un periodista y “El Cholito” se vio impelido a destruir la credibilidad de “su amigoJorge Ramos, quien una vez lo invitó a cenar en su casa.

Cenar en la intimidad con Bayly puede resultar tremendamente peligroso.  A raíz del suicidio de “su amigoAlan García, “El Cholito” tuvo la desfachatez de comentar cómo, al día siguiente de haber cenado con el ex presidente peruano en su casa, publicó en su columna los comentarios PRIVADOS que Alan le hiciera en referencia a cómo un presidente peruano podía “ponerse en unos reales”… algo que atormentó al futuro suicida (supuesto-amigo de “El Cholito”) por el resto de sus días… según el mismo “Cholito”, gracias a su columna publicada el 6 de diciembre de 2010, titulada “La Plata Viene Sola”.

Por cierto, “El Cholito” se auto-califica de “escritor”.  Si él es ESCRITOR: ¡yo soy ingeniero nuclear!  “El Cholito” podrá ser bisexual, ANORMALO, maricosón y todo lo que él se declare ser: ¡menos escritor!  Como escritor es un buen periodista y, como periodista: ¡es un buen escritor!  ¡Insufrible!

“El Cholito” es un extraordinario PALANGRISTA.  Ahí hay que reconocerle méritos.  Ha sido vocero y representante de relaciones públicas de Ratonski… ¡y ahora de Guaidó!

“El Cholito” dejó de ser “periodista” (¿alguna vez lo fue?), para convertirse en un vocero político de quien – según muchos – es un colaboracionista del régimen de los Castro en Venezuela: ¡Juan Guaidó!  Como vocero del enemigo: ¡lo confrontamos!

ANORMALOS, ANORMALAS, IMBÉCILOS, IMBÉCILAS, ACÉFALOS, ACÉFALAS, IDIOTOS e IDIOTAS lo adoran y creen que aporta a la liberación de Venezuela del narcocastro-estalinismo internacional, pero la verdad – como lo hemos asegurado en anteriores publicaciones – “El Cholito” es una pieza del régimen.  Es un instrumento de la desinformación, aunque los ANORMALOS, ANORMALAS, IMBÉCILOS, IMBÉCILAS, ACÉFALOS, ACÉFALAS, IDIOTOS e IDIOTAS no se den cuenta.

Miami 29 de abril de 2019

Robert Alonso

Robert Alonso Presenta

Web page Views: 439,465