¿Se los tienen merecido?

 

08 Mar, 2019 – Muchos, tal vez sin razón, aseguran que los venezolanos tienen bien merecido lo que hoy están sufriendo, de manera infrahumana… ¡y eso que todavía no han visto la desgracia en pantalla panorámica, porque pudiera empeorar 100%!

No lo creo.  En primer lugar, era difícil imaginar lo que les venía encima.  En segundo lugar – ¡Y ESTO ES LO MÁS LAMENTABLE! – escucharon a una cuerda de dirigentes desalmados, HDLGP… conchupantes y enchufados de la llamada “oposición”, los mismos que hoy se han levantado en “libertadores”, que les aseguraron, años tras años, que la solución era pacífica, constitucional y electoral.  Claro… los venezolanos pecaron en tropezar con la mismísima piedra una y otra y otra vez.

A duras penas he podido hablar con Venezuela hace unos minutos y me he quedado anonadado.  Conversé con un gran amigo del Sector La Mata en la Zona Rural de El Hatillo, donde se ubicaba nuestro destruido y arrasado hogar, “La Finca Daktari”, y lo que me ha contado me ha dejado ATORMENTADO.  ¡Quisiera la Venezuela de hoy, 8 de marzo de 2019, parecerse un poquito nada más a la Cuba castrista en su peor momento, en el medio de aquel horror que llamaron “El Período Especial”, que comenzó en 1991 con el colapso de la Unión Soviética y duró unos tres largos y terribles años, para ir mejorando – lentamente – a mediados de 1994.

Mi amigo, vecino de La Mata (Zona Roral de El Hatillo) me dijo que los venezolanos están esperando a que Maduro, “en estos días”, anuncie el aumento salarial a 80mil bolívares soberanos… pero ya el portugués del abasto le informó que al día siguiente del aumento, el kilo de queso lo venderá en 70mil bolívares soberanos.  En el Sector La Mata de la Zona Rural de El Hatillo se está viviendo una situación de anarquía total.  Los milicianos de la zona aterrorizan a los ciudadanos, atracan, roban lo poco que les queda a los vecinos y, por cierto, guardan lo robado en nuestra finca.  El Campamento de Fe y Alegría fue arrasado totalmente, como lo fue Daktari.  Por las noches, los milicianos roban gallinas, sembradíos de yuca, de maíz.  ¡Total anarquía!

Ahora bien.  Si Uds. visitan mi hemeroteca, verán que todo eso lo he venido advirtiendo desde el año 2003: ¡hace 16 años!  Justo es aclarar, sin embargo, que jamás me imaginé una situación tan dramática, porque ni en el peor momento de la Cuba castro-estalinista, se vivió lo que hoy vive Venezuela.

Quienes les dijeron a los venezolanos que “eso” se podía resolver por la vía pacífica, democrática y electoral: o no sabían lo que estaban diciendo… ¡o eran unos HDLGP que engañaban para continuar con el guaraleo a favor de los Castro!

Lo peor de todo, como lo podemos ver en el video que acompaña este artículo, es que “hasta el otro día”… incluso HOY, esos mismos líderes que dicen luchar por la independencia de Venezuela, seguían Y SIGUEN con la misma cantaleta.  ¿No se acuerdan cuando decían que el sandinismo “salió” por la vía electoral?  ¿No se acuerdan cuando les decían que Pinochet salió por la vía electoral?  ¡Esperen a que los Castro salgan de Venezuela por la vía electoral…!

A decir verdad… ya hasta una guarimba bien hecha me parece inocua.  Me informan que la violencia se ha desatado en Venezuela a todos los niveles del país nacional, aprovechando el “mega-apagón”.  Me informan que entran impunemente en las viviendas y arrasan con todo.  Están aterrorizando al país y neutralizando la capacidad operativa de los civiles.  Solamente me imagino solución por la vía de una intervención armada procedente del exterior.  ¡No hay otra!

Para el 23 de febrero, se le anunció y SE LE ASEGURÓ al mundo que había más de 300mil venezolanos a punto de morir si no recibían la ayuda humanitaria, la cual – “¡sí o sí!” – entraría a Venezuela con la ayuda militar estadounidense.  Supongo que ya todos esos seres humanos han fallecido… pero ahora se complica la situación, porque muchos hospitales están sin energía eléctrica… y de la ayuda humanitaria no se ha visto ni una caja, a pesar de noticias que informan la llegada de más ayuda humanitaria a Cúcuta, Colombia.

Pero lo peor de todo es que todavía el grueso de los venezolanos desestima los alertas.  Los venezolanos son expertos en “pensar positivamente”, pero con eso no se resuelve absolutamente nada.

De una cosa si estoy total y absolutamente seguro.  Aquellos que sobrevivan el holocausto que se le avecina a Venezuela, podrán salir por el mundo alertando a otros pueblos, como en mi momento – y por muuuuchos años – intenté hacer yo en favor de Venezuela y de los venezolanos.  El gran problema consistirá en que la inmensa mayoría no los escuchará.

Miami 8 de marzo de 2019

Robert Alonso

Robert Alonso Presenta

Web page Views: 129,307