Tres notas sobre Calderón Berti

 

Nota No. 1

 

En primer lugar, no me imagino a un intelectual de la altura del Dr. Calderón Berti, conversando con Juan Guaidó. ¿De qué hablaban? Solamente tiene uno que escuchar y ver esta entrevista (retirada de las redes, por cierto, tas las críticas que se le hizo) https://www.robertalonsopresenta.com/entrevista-a-juan-guaido para darse cuenta de la clase de “personaje” que es ese que dice ser el presidente encargado de Venezuela. En mi empresa, el tal Guaidó no hubiera llegado a telefonista. No sé qué le pudo haber visto el Dr. Calderón Berti a ese farsante. Por otro lado, lo veo muy cercano a Julio Borges: ¡increíble! Dice haber tenido como interlocutores a Borges y a Leopoldo López. ¿Es que el Dr. Calderón Berti no sabía y no sabe quiénes son esos dos individuos? Ahí, creo, está su gran culpabilidad. ¿No se había percatado el Dr. Calderón Berti que Venezuela ha estado y está bajo la bota y disciplina del narco-castroestalinismo internacional? ¿Es que él no sabía o no sabe cómo funciona ese “sistema”? Entonces: ¿cómo pudo él haber pensado que ese escenario del “gobierno interino” era independiente del régimen de los Castro? En mi manual, el Dr. Calderón Berti ha pecado – ¡y peca! – de ingenuo. Con su prestigio le ha dado “caché” (y legitimidad) a una de las mayores farsas políticas que conoce la historia contemporánea de Venezuela, de la cual él – por más que intente hacernos ver lo contrario – ha sido co-partícipe, por acción, por omisión: ¡o por ingenuidad! https://www.robertalonsopresenta.com/venezuela

 

 

Nota No. 2

 

El Dr. Calderón Berti nos informa que en su edad temprana se reunía para estudiar los evangelios. Me pregunto si se le quedaron impregnados en su mente los versículos del 46 al 53 del Capítulo 1ro del evangelio según Lucas… palabras de María (las únicas que recoge el Nuevo Testamento), que “inspiró” a Chávez para asegurar que “ser rico es malo”. Me pregunto si durantes esas tertulias sobre los evangelios, intentaron interpretar las advertencias de Jesús que recoge Mateo en el versículo 34 de su capítulo 10mo: “No penseís que he venido para traer paz a la tierra; no he venido para traer paz, sino espada. Poque he venido para poner en disensión al hombre contra su padre, a la hija contra su madre y a la nuera contra su suegra…” En las “Sagradas Escrituras”, desde el libro de Génesis hasta el final del libro de Revelaciones (o el Apocalipsis), seguramente encontraremos muchos pasajes con los cuales el Dr. Calderón Berti no estaría muy de acuerdo. Pero es que vivimos tiempos totalmente diferentes… diferentes a los de los evangelios e, incluso, diferentes a los del mundo en el cual se formó y se forjó el Dr. Calderón Berti. Para combatir al narco-castroestalinismo internacional, lo primero que debemos hacer es BORRAR NUESTRO DISCO DURO MENTAL. Lo que pareciera ser lo correcto, es anatema en cuanto a la lucha contra el castrismo. ¿Lo entiende así el Dr. Calderón Berti? ¡No pareciera! Hubo, por cierto, una infame foto tomada en Cúcuta, en la cual vemos al Dr. Calderón Berti mirando al supuesto encargado de la presidencia de la Venezuela bolivariana con cara de admiración absoluta, mientras Guaidó recibía y se abrazaba con uno de los personajes más nefastos de eso que se conoce como “El Socialismo del Sigllo XXI”: la ex fiscal Luisa Ortega Díaz. https://www.youtube.com/watch?v=LTyxoRondhk&t=228s Junto a esos “actores de la destrucción” no se puede pretender liberar y refundar a Venezuela.

 

 

 

El Dr. Calderón Berti mirando a Guaidó como si fuese una novia de pueblo

 

Nota No. 3

 

Mucho me ha sorprendido la insistencia del Dr. Calderón Berti en llamarle “presidente”, de manera contumaz y pertinaz, a Juan Guaidó, al tiempo en que ha mencionado, varias veces, el llamado “ESTATUTO QUE RIGE LA TRANSICIÓN A LA DEMOCRACIA PARA RESTABLECER LA VIGENCIA DE LA CONSTITUCIÓN DE LA REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA“… ¡el estatuto original! Les recomiendo que visiten la siguiente publicación y revisen el Artículo 25 del mencionado “estatuto-ley” y me digan si, de acuerdo a ese artículo (el Art. 25), se estaban dando las condiciones para que llamemos “presidente” al diputado Guaidó: https://www.robertalonsopresenta.com/guaido-cono-etu-madre ¿Habrá sido que el Dr. Calderón Berti no se leyó ese “estatuto”? Según ese “estatuto” (convertido en ley de la república), para que Guaidó pudiera haber sido considerado presidente interino o encargado, PRIMERO DEBIÓ HABER CESADO LA USURPACIÓN. ¿Entonces? ¿Por qué el Dr. Calderón Berti se puso en las manos de un farsante… de otro USURPADOR? ¿Acaso el Dr. Calderón Berti no comparte el sagrado concepto de la DIVISIÓN DE PODERES? ¿Cómo puede el Sr. Guaidó ser el jefe del poder ejecutivo (presidencia de la república) y, al mismo tiempo, ser el jefe del poder legislativo como presidente de la fulana Asamblea Nacional Bolivariana por un tiempo indefinido, contrario a lo que indica la infausta constitución bolivariana? ¡Puro guaraleo! ¡Puros embustes! ¡Puro engaño! ¡Pura falsedad!

 

Publicadas en los comentarios de la entrevista con Napoleón Bravo

 

Miami 1ro de diciembre de 2019

Robert Alonso

Robert Alonso Presenta

Web page Views: 867,580