Venezuela no es Nicaragua…!!!

Hace poco más de 10 largos y tormentosos años, cuando la Patty Poleo todavía mostraba acné de juventud en su rostro, entrevistó al Comandante Marlon Gutiérrez, quien terminó siendo el líder de la resistencia nicaragüense tras el vil e impune asesinato del Comandante 380, durante el gobierno “democrático” de la Violeta Chamorro.

A los pobres, infelices, ingenuos y NOBLES venezolanos les vendieron la idea que Venezuela no era Cuba… tampoco Nicaragua y muchísimo menos: ¡Angola!  Con ese cuento-chino, los guaralearon a más no poder… mientras votaban como enajenados mentales, procesos que les permitieron a los Castro ganar tiempo para depredar, destruir total y absolutamente a Venezuela y atornillar a sus títeres (Chávez y Maduro) en el poder.

La ASOMBROSA DESGRACIA que hoy (año 2019) sufren Venezuela y los venezolanos, se les debe – PRIMORDIALMENTE – a los propios venezolanos: genéticamente corruptos.  Luego, a los partidos socialistas que se montaron en el poder a raíz del derrocamiento del General Marcos Pérez Jiménez: ¡AD, COPEI y “El Chiripero”!

Esos escenarios de corrupción, aderezado con el “socialismo bueno” de AD y COPEI, fue el caldo de cultivo para que los Castro se adueñaran de Venezuela por la vía del engaño electoral, aprovechando el superlativo amor que Hugo Chávez sentía por el genocida de Fidel Castro.

Cuando Chávez, a raíz de la muerte intelectual y política de Fidel en el año 2006, advirtió que él no se subordinaría a Raúl Castro, firmó su sentencia de muerte por la vía del “cáncer”, como firmaron sus sentencias de muerte frente a los Castro el primer ministro de Jamaica, Michael Manley; Forbes Burnham de Guyana… y Agostinho Neto de Angola; sin mencionar a Camilo Cienfuegos ni al propio Che Guevara, quien fue traicionado por Fidel mientras se encontraba en las selvas de Bolivia, lo que prueba – ¡más allá de toda duda! – que relacionarse con los Castro es nocivo para la salud.

El régimen de los Castro ha sido muy exitoso en ordenarles a muchos de sus “conchupantes” – como Leopoldo Castillo, Antonio Ledezma y Henrique Capriles (entre muchos, mushísimos otros) –  que les vendieran la idea a los venezoolanos que Venezuela no era Cuba… mientras tanto, los adormecían… los anestesiaban con ese MISEREABLE cuento chino.  Pero es cierto, Venezuela no terminó como Cuba: ¡terminó infinitamente peor!

Lo que hoy sufren Venezuela y los venezolanos es producto de los propios venezolanos y mientras éstos no entiendan o acepten la causa originaria de sus males: ¡jamás tendrán país!

Claro que Venezuela no es Cuba… ni es Nicaragua: ¡ni mucho menos Angola!  Sin embargo, le han aplicado – ¡exactamente! – la medicina o la fórmula que le aplicaron a Nicaragua y a Angola, a través de la franquicia del narcocastro-estalinismo internacional.

Vale la pena revisar la entrevista que la Patty le hiciera al Comandante Marlon Gutiérrez, porque – ¡10 años atrás! – él expuso un panorama que hace tiempo se está dando en esa pobre y abandonada Venezuela.

Miami 12 de mayo de 2019

Robert Alonso

Biografía

Robert Alonso Presenta

Web page Views: 510,713